Iván Duque defendió al ESMAD y dijo que no se debe reducir el pie de fuerza

Luego de conocerse la triste noticia del fallecimiento de Dilan Cruz, el joven manifestante que fue atacado por un agente del ESMAD durante las protestas pacíficas que se adelantaba en la ciudad de Bogotá, el presidente Iván Duque estuvo como invitado en La F.M donde habló sobre los hechos relacionados con la muerte del estudiante y los caminos a seguir por parte del Gobierno Nacional para que las protestas y los enfrentamientos en las calles puedan terminar lo antes posible.

Apenas comenzando la entrevista, el mandatario fue abordado por el tema de Dilan Cruz, el cual acapara la atención en redes sociales y medios nacionales tras convertirse en un símbolo de las protestas y del rechazo a la fuerza pública por parte de algunos sectores; el presidente Duque lamentó el fallecimiento del joven y mostró sus condolencias a los familiares más cercanos de la víctima, haciendo un llamado a todos los colombianos para analizar y reflexionar sobre las consecuencias que trae la violencia y los actos vandálicos que eclipsan la lucha pacífica.

“Esta es una situación que a todos nos duele y nos acongoja, nos unimos en ese dolor.Este tipo de sucesos no deberían acontecer (…) muchas reflexiones y donde los colombianos entendamos qué democracia nos podemos entender y no veamos más estas situaciones”, comentó el presidente al medio radial.

Sin embargo, pese al rechazo expresado de manera masiva por parte de los colombianos a las fuerzas armadas y en especial al ESMAD, para Duque esta situación no debe ser motivo para señalar o satanizar la labor que cumplen los uniformados quienes también se han visto afectado durante los últimos días desde que arrancó el Paro Nacional.

Como pedido especial, el mandatario expresó de manera puntual que se deje de calificar a la Policía Nacional como “asesinos”, pues según los datos que maneja van por lo menos 341 uniformados en todo el país que se encuentran gravemente heridos por ataques recibidos por la población civil durante estos días de protesta.

Sumado a esto, el presidente Duque comentó sobre los propios dramas que se viven en las familias de cada uniformado, comentando su visita a varios oficiales heridos, entre ellos el patrullero Walfren Narváez, quien perdió un ojo durante las protestas producto de una pedrada a manos de un manifestante.

Por el momento, las palabras de Duque más que tener un efecto positivo y mediador han aumentado las críticas a su Gobierno y a los militares, quienes en estos momentos se enfrentan al rechazo de miles de personas que por motivo de la muerte de Dilan afirman continuar manifestándose y pidiendo justicia de lo que consideran fue un crimen de Estado.

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?