Iván Duque firmó un acuerdo con los rectores, pero los estudiantes seguirán en paro

Luego de las manifestaciones estudiantiles que tuvieron lugar el 10 y 17 de octubre en todo el territorio nacional, el presidente Iván Duque y los rectores de las 32 universidades públicas se reunieron en la Casa de Nariño para buscar una solución estructural al tema del déficit que tiene a las instituciones de educación superior ad portas de una inminente crisis económica.

El acuerdo fruto de la reunión fue anunciado por Duque, la ministra de Educación, María Victoria Angulo, los rectores y representantes de la Red de Instituciones Técnicas, Tecnológicas y Universitarias en una rueda de prensa, en la cual hablaron de los puntos acordados y las soluciones que plantearon a corto y largo plazo para la situación que mantiene en paro a los estudiantes de las instituciones públicas alrededor del país.

“Tuvimos un diálogo franco con los rectores en torno a lo que nos une: fortalecer la educación superior pública. Me complace anunciar que logramos un importante acuerdo para seguir trabajando juntos, con afecto y compromiso, por la educación de los colombianos”, publicó Duque en su perfil de Twitter.

Los puntos del acuerdo comprenderían que durante el periodo del Gobierno del actual que iría hasta 2022, en la toma de decisiones referentes a los recursos, las transferencias de la Nación para el funcionamiento de la Educación Superior crecerán 3 puntos del IPC para 2019 y 4 puntos para 2020, 2021 y 2022.

Una de las pretensiones fundamentales de las protestas estudiantiles, era la modificación de los artículos 86 y 87 de la Ley 30 de 1992, en los que se define la manera como se repartirán los recursos de las universidades públicas del país.

Actualmente el presupuesto de dichas instituciones depende de aportes del Presupuesto General de la Nación, entes territoriales y recursos propios, por lo cual, según las afirmaciones de Jairo Torres, rector de la Universidad de Córdoba y presidente del Sistema Universitario Estatal, ingresarían al sistema universitario 1,1 billones de pesos para el funcionamiento a lo largo de los próximos cuatro años.

Del mismo modo los recursos asignados a inversión con cargo al presupuesto, llegarán a 300.000 millones anuales para las instituciones de educación pública; sumando 1.2 billones adicionales para los 4 años de Gobierno.

A partir de 2019 se incorporarán los recursos de los excedentes de cooperativas establecidos en el artículo 142 de la reforma tributaria del año 2016, solo para educación superior pública.

También se estima que con la participación de gobernadores y alcaldes en el marco del presupuesto bienal de regalías, se destine 1 billón de pesos para que entre 2019 y 2020 se pueda contar con recursos para fomentar la inversión en infraestructura para las instituciones.

Por último, se plasmó en el acuerdo que el Gobierno se compromete a trabajar en equipo con las universidades públicas, las tecnológicas y las técnicas para construir el Plan Nacional de Desarrollo y dar continuidad a los recursos.

El acuerdo entre el mandatario y los rectores llega después de que este anunciara el 20 de octubre un programa que reemplazará a “Ser Pilo Paga”, llamado “Generación E”, con el cual se busca llevar a las universidades a personas de bajos recursos.

Entre lo pactado se anunció también que se “fortalecerá a las 61 Instituciones de Educación Superior públicas con 223.000 millones anuales para proyectos de inversión en: bienestar y permanencia de los estudiantes, fortalecimiento de infraestructura tecnológica y dotación, proyectos de regionalización, diseño y adecuación de nueva oferta académica y proyectos de investigación”. Fuente consultada: revista Semana.

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.