Jennifer Arias llegó gritando al Congreso porque le pidieron dejar la presidencia de la Cámara

Ante la lluvia de críticas que ha caído sobre Jennifer Arias, presidenta de la Cámara de Representantes, luego de que la Universidad Externado confirmara que hubo plagio en su tesis de maestría, la parlamentaria respondió a sus detractores y cuestionó la legitimidad de los señalamientos.

“Es muy curioso que algún representante de los que ha firmado esta proposición y que fue destituido por el Consejo de Estado hoy me diga que no tengo ética, cuando destituida está votando en esta comisión y en esta plenaria. Eso no es ético”.

Y es que Arias compartió el video de su intervención en las redes sociales. “Para la verdad está el tiempo y para la justicia, Dios”, es el encabezado con el que acompañó su publicación.

La llanera aseguró que no teme tener que enfrentar, en un futuro, un proceso judicial relacionado con el supuesto plagio del que es protagonista.

“Así como el deber ser es que si a alguno de ustedes o a cualquier ciudadano le dicen que lo van a investigar, por lo menos que lo escuchen y a mí la universidad nunca me escuchó“, expuso.

Con el fin de presentar una versión contraria a lo expuesto por el Externado, Arias dijo tener “las pruebas para demostrar que el documento que usó la universidad no es el documento que yo entregué en el 2016 a la universidad en físico. Nunca entregué una copia digital”.

En otro video más corto, la congresista afirmó que la Universidad Externado no tuvo en cuenta su versión y nunca fue consultada. Expuso también que, en no pocas ocasiones, la Universidad Externado manifestó no tener en su repositorio el documento original de su tesis, lo que la lleva a pensar cómo se efectuó una investigación sin tener a la mano el texto original.

Cabe recordar que, de manera unánime, 16 miembros de la oposición en Cámara pidieron la renuncia de Arias a la presidencia de esa corporación con el argumento de que “el mensaje que se envía a la sociedad colombiana es que los poderosos pueden hacer ´trampa’ sin consecuencias, mientras que los ciudadanos de a pie son los únicos que deben cumplir las leyes”.

María José Pizarro, Ángela María Robledo, David Racero, Katherine Miranda, León Freddy Muñoz e Inti Asprilla son algunos de los parlamentarios que pidieron la salida del Congreso de la llanera.

Docente mexicano dice que hubo “plagio vil” de sus ideas

Se trata de Alain de Remes, un docente mexicano dedicado a publicaciones académicas, fue entrevistado por Noticias Uno, medio al que le dijo que se enteró del plagio gracias a la página Plagios S.O.S. Señaló que no espera sanciones judiciales en contra de Arias, aunque considera que el plagio es “vil”. Lo único que pide es que sus ideas cuenten con el crédito exigido por los estándares académicos.

Además, de Remes lamentó que la representante lo haya bloqueado de Twitter.

¿Qué pasó con el supuesto plagio de Jennifer Arias?

La denuncia fue hecha por el portal Plagio S.O.S, que a través de su cuenta en Twitter expuso que en la tesis de maestría para el programa de Gobierno y Políticas Públicas, de la facultad de Finanzas, Gobierno y Relaciones Internacionales, de la Universidad Externado, hubo copias sin cita provenientes de al menos tres fuentes distintas.

La tesis se titula “Los OCAD’S y su contradicción con las teorías de elección racional” y Arias tuvo como compañera en la elaboración del documento a Leydy Lucía Largo Alvarado, siendo el profesor Manuel Calderón Ramírez el director del proyecto.

Uno de los artículos que se habrían plagiado en el texto académico es ‘Elección racional, cultura y estructura: tres enfoques para el análisis político’, publicado por el académico mexicano Alain de Remes en 2001.

El mismo de Remes publicó en su cuenta de Twitter que, efectivamente, uno de los fragmentos usados en la tesis de Arias y Largo corresponden al mencionado escrito.

El segundo plagio estaría relacionado con un artículo titulado ‘La llamada teoría del public choice y una introducción a su aplicación al control de los actos estatales’, publicado en 2002, y el segundo con ‘La teoría de public choice’, publicado por la Universidad San Carlos, de Guatemala.

En su momento, Colombiano Indignado contactó a David Baldión, docente de periodismo en Uninpahu, quien explicó que hay plagio cuando se toman “los conceptos, las apreciaciones y los análisis de otra persona, presentándolos como propios. Cuando hay partes del texto que pertenecen a otros documentos y su referencia no existe, allí hay plagio. Eso también ocurre cuando hay paráfrasis no referenciadas debidamente. Incluso, existe la modalidad del autoplagio (…) Si esta persona (Arias) incluye elementos en sus tesis sin dar los créditos debidos, hablamos de un plagio. Allí se pierde todo el valor académico de su trabajo, de manera que hay una falta de ética y un delito”.

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?