El Juzgado cuarenta municipal con función de control de garantías de Bogotá, negó la tutela que interpuso Peñalosa porque lo llamaron “vendedor de buses”.

Desde el pasado 25 de octubre conocimos los hechos en donde el Concejal de Bogotá, Manuel Sarmiento, habría subido un vídeo a su cuenta de Twitter llamando vendedor de buses al alcalde Enrique peñalosa, lo que al parecer desató la furia del burgomaestre, ya que en otra publicación el cabildante aseguro que fue entutelado porque, supuestamente, había violado el derecho al buen nombre al señalar a Enrique como una persona que está a la orden de los buses y su venta.

Aunque todos creíamos que estos simplemente se iba a quedar en las redes sociales, entre todos los comentarios sueltos que se hacen diariamente sobre los gobernantes del país, la cosa en realidad sí se fue para un juzgado de la capital del país en donde llegó la tutela interpuesta por el primer mandatario de esta ciudad.

Este martes se conoció, por parte del mismo concejal, Manuel Sarmiento, que la tutela que había interpuesto Peñalosa el despacho del Juzgado Cuarten Penal Municipal con Función de Garantías de Bogotá, había negado la acción de tutela interpuesta por este político. Es decir, el haberlo llamado “vendedor de buses”, no constituía una causal como violación del derecho fundamental que tenemos todos los ciudadanos emanado de la carta política sobre el buen nombre.


En el resuelve el juez manifiesta que niega la acción de tutela incoada por el ciudadano Enrique Peñalosa Londoño, contra el señor Manuel José Sarmiento Argüello, por los hechos señalados en la parte motiva de dicho pronunciamiento. Hasta el momento no se conoce el porqué este juzgado negó la acción constitucional incoada por el Alcalde, pero sí da luces sobre que el Concejal sí, por ahora, está facultado para llamarlo “vendedor de buses” hasta que éste utilice otro medio judicial como lo expresa la notificación recibida por sarmiento.

Categories: Regiones