Juez ordenó a IPS practicar la eutanasia a Martha Sepúlveda, a quien se la cancelaron tras salir en Caracol

Una juez revocó la cancelación del procedimiento de eutanasia de Martha Sepúlveda, que estaba programado para el 10 de octubre a las 7 de la mañana y que la IPS Incodol canceló a última hora.

La togada le dio un plazo de 48 horas a la entidad prestadora de salud para llegar a un acuerdo con Sepúlveda sobre la fecha y el lugar del procedimiento.

La cancelación del procedimiento por parte de la IPS se dio luego de que el Comité Científico Interdisciplinario para el Derecho a Morir con Dignidad determinara que la paciente había presentado mejoras en su salud.

Sin embargo, a raíz de la arbitraria decisión se emprendieron acciones legales para proteger los derechos de la mujer.

“El Juez reconoció que la IPS Incodol vulneró los derechos fundamentales a morir dignamente, a la vida digna, al libre desarrollo de la personalidad y la dignidad humana de Martha Sepúlveda. También reconoció que, como lo dicta el Acta del 6 de agosto de 2021, Martha Sepúlveda sí cumple con los requisitos establecidos por las normas vigentes para acceder a la eutanasia legal en el marco del Sistema de Salud colombiano. A nadie se le puede exigir tener una enfermedad terminal para poder acceder a la eutanasia en Colombia”, informó en un comunicado DescLAB, entidad que asesora a Sepúlveda, de 51 años.

Sepúlveda fue diagnosticada con esclerosis lateral amiotrófica (ELA), enfermedad que, aunque no es terminal, ha hecho de su vida un tormento, pues la ha condicionado irreversiblemente en el desarrollo de sus actividades cotidianas y le ha impuesto innumerables limitaciones.

Ante el panorama que la ELA le presenta, Martha decidió hablar con su hijo Federico, de 22 años, quien la apoyó en su empeño de conseguir que el Estado autorizara la eutanasia.

Cifras del Ministerio de Salud indican que, entre abril de 2015 y mayo de 2020, en Colombia se han practicado 94 procedimientos de eutanasia. La eutanasia fue despenalizada en Colombia desde 1997, pero en 2015 se convirtió en ley para quienes padecieran enfermedades terminales. La Corte Constitucional, en 2020, extendió tal posibilidad a quienes padecen “un intenso sufrimiento físico o psíquico”.

La expectativa de vida de Martha no es precisamente corta, por lo que la batalla jurídica para que le fuera aprobada la eutanasia no fue un proceso fácil.

“Mi mamá está tranquila y feliz desde que le dijeron que podía morir porque su vida era literalmente un infierno”, le dijo Federico a la BBC.

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?

Etiquetas: