La gran derrota al Uribismo: Bogotá, Medellín, Cali y más no votaron por ‘los de Uribe’

Con los resultados publicados hasta el momento por la Registraduría Nacional, ya se tiene conocimiento de los ganadores en la mayor parte del país, arrojando un resultado bastante sorpresivo para la mayoría de los colombianos, la ‘quemada’ del uribismo en varias ciudades del país.

En contraste con los resultados de las elecciones presidenciales, donde Iván Duque ganó de forma contundente por más de 10 millones de votos, estas nuevas elecciones regionales muestran como el uribismo empieza a perder de a poco su fuerza electoral, que para muchos parecía irremediablemente ganadora en la mayoría de los casos.

Los resultados son claros, el uribismo no supo traducir los votos de las presidenciales en las regiones, esto puede explicarse por muchas razones: los clanes familiares, los movimientos independientes que han tenido gran acogida, las coaliciones entre los demás partidos y hasta el desempeño del Gobierno Nacional que no goza de gran popularidad luego de su primer año.

Es así como en Medellín, que era conocida hasta el dia de hoy como uno de los fortines del uribismo, dio como ganador al candidato independiente Daniel Quintero Calle con una suma de 302.608 votos según el último boletín con el 99,76% de escrutinio, que equivale al 38,56% de los medellinenses. Con este resultado Quintero Calle le ganó al uribista Alfredo Ramos que pese a tener el completo apoyo del Centro Democrático y del propio expresidente Uribe, quedó en segundo lugar con 243.654 votos, equivalente a un 29,89% del total de los votantes.

Otra ciudad ciudad que demostró cómo el uribismo no tiene cabida fue Bogotá, que dejó en el último puesto a Miguel Uribe Turbay, quien además de contar con el aval del uribismo, fue el candidato con mayor apoyo por parte de los partidos tradicionales. Uribe Turbay fue el gran ‘quemado’ de la jornada, alcanzando apenas 426.982 votos.

Mientras tanto en Cali, la sorpresa la dio el médico Jorge Iván Ospina, candidato por la Alianza Verde y que le ganó la contienda a Roberto Ortiz, candidato por el Partido Conservador, Cambio Radical y Centro Democrático. Ospina, quien alcanzó un total de 286.947 votos, destacó no solo por su estilo de campaña sino por ser hijo de un exmilitante del M-19.

Ante los resultados desfavorables conseguidos por el Uribismo, Ariel Ávila, subdirector de la Fundación Paz y Reconciliación afirmó lo siguiente: “Muchos creíamos que eso se iba a mantener, pero lo que vemos es que todas estas estructuras políticas viejas, esas élites a las que nosotros llamamos clanes se unieron para evitar el cambio y van a barrer. El Centro Democrático es posible que no gane ni una sola gobernación”

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?