La organización Human Rights Watch investigará nuevo caso de ‘chuzadas’ en el país

Continúan las reacciones por el nuevo escándalo de ‘chuzadas’ publicado por Revista Semana. Ahora, la atención internacional se ha fijado en el caso, luego que la organización de Derechos Humanos conocida a nivel mundial como Human Rights Watch (HRW) anunciara su interés y preocupación en el caso que involucra a parte del Ejército Colombiano y a sectores de oposición al Gobierno Nacional.

El anuncio se da luego de la reunión mantenida entre los senadores Iván Cepeda y Roy Barreras, quienes fueron unos de los afectados del nuevo caso de ‘chuzadas’, junto con el director de la ONG, José Miguel Vivanco. La reunión que tuvo lugar en Washington D.C. tuvo como eje central la entrega de detalles de la investigación por parte de los parlamentarios sobre el nuevo escándalo de corrupción que de a poco empieza a tener eco mediático de la prensa internacional.

Según información compartida por RCN Radio, la reunión logró que Vincanco confirmara su presencia en el país en los próximos días, advirtiendo que la HRW quiere tener “de primera mano” la información necesaria sobre las interceptaciones que se habrían realizado en los últimos años y quienes estarían detrás de ellas.

“Le hemos solicitado especial atención sobre este asunto como defensor de derechos humanos. Nos ha informado que visitará Colombia la próxima semana y en esa visita solicitará reuniones especiales con entes gubernamentales para indagar sobre estos asuntos. Nosotros hemos solicitado una reunión de Human Rights Watchs con la Comisión de Paz del Congreso para exponer en detalle nuestra preocupación por la necesidad de que haya independencia de poderes e independencia para el libre ejercicio de la oposición, de la crítica, de la prensa, de la justicia y de la democracia en Colombia”, señaló Barreras a RCN.

Sumado a esa reunión, ambos congresistas sostuvieron un encuentro con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), organización que expresó a través de un comunicado en los pasados días su interés en investigar las interceptaciones denunciadas por Semana.

“La vigilancia de las comunicaciones y las injerencias a la privacidad que excedan lo estipulado en la ley, que se orienten a finalidades distintas a las autorizadas por ésta o las que se realicen de manera clandestinas deben ser drásticamente sancionadas”, fue uno de los apartes destacados por el comunicado de la CIDH.

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?