Lafaurie reapareció desmintiendo a Mancuso sobre sus presuntos nexos con los pαrαmilitαres

A José Félix Lafaurie las declaraciones de Benito Osorio ante la JEP le parecieron “delirantes”. Y es que el presidente de Fedegan se mostró consternado ante las confesiones del exgobernador de Córdoba, quien asegura que fue en su momento uno de los hombres de confianza de Salvatore Mancuso, uno de los jefes pαrαmilitαres más temidos de Colombia.

A través de un comunicado de prensa, el líder ganadero aseguró que “esas falsas acusaciones habían circulado hace diez años ante Justicia y Paz, para buscar favorecimientos por parte de señalados criminales, y desde ese mismo momento, la credibilidad de Osorio fue desestimada, por lo que terminó condenado a 19 años de prisión”.

Y es que Osorio confesó sobre algunas de las prácticas que se tenían para adquirir tierras: hombres armados intimidaban a los campesinos, que vendían a precios ínfimos sus predios al Fondo Ganadero, que tendría vínculos directos con los pαrαmilitαres. Señaló que el papel de Fedegan fue preponderante.

Por su parte, Mancuso confirmó la versión de Osorio y la resaltó en varios de sus detalles:  “De la misma manera, debo corroborar las declaraciones con respecto a la elección del exfiscal Mario Iguarán y el papel de José Félix Lafaurie. Todo fue verdad y lo hemos dicho desde hace años ante los magistrados de Justicia y Paz. Incluso, algunos detalles anecdóticos que ejemplifican dicha cercanía, como fue el discurso pronunciado por el señor Lafaurie en Cartagena y que cuenta Benito Osorio que ayudé a redactar, fueron ciertos y se había quedado rezagados en mi memoria”, dijo.

Osorio señaló que, en 2005, Lafaurie le pidió a Mancuso que financiara la campaña de Mario Iguarán para la Fiscalía General de la Nación.

Lafaurie dijo que las declaraciones de Osorio y la confirmación de Mancuso están, cuando menos, descontextualizadas.

“No es extraña la confirmación de Mancuso a las patrañas de Osorio ante la JEP, pues ya lo hicieron hace diez años ante Justicia y Paz, pero al contrario. No se puede olvidar que Osorio es testaferro confeso de Mancuso y concertado con él para delinquir en la escalada de desplazamiento y robo de tierras en Urabá entre 1997 y 1998. En 2012 fueron las declaraciones de Mancuso, desde una prisión en Miami, las que generaron este infundio, que su testaferro se apresuró a corroborar desde una cárcel en Colombia”.

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?

Twitter
Noticias por e-mail

Ingrese su dirección de correo electrónico para suscribirse al portal y recibir notificaciones de nuevas publicaciones en su bandeja de entrada.