Le falta aguacate: producción del fruto no va a alcanzar para suplir la demanda

Según lo advertido por los cultivadores de aguacate Hass en el departamento del Quindío, la producción actual de este aguacate no alcanzará para suplir la demanda que existe, teniendo en cuenta los pedidos a nivel internacional que tiene este fruto. Aseguran que probablemente en un lapso de 15 años no se alcanzará a suplir la cantidad de producto requerido. 

Recordemos que el pacto para exportación del aguacate Hass más reciente, fue logrado por el Presidente Iván Duque en su viaje a la República Popular China. Esto sumado a negocios de exportación que ya existían, han encendido la alarma de los productores colombianos, que ya comienzan a notar la necesidad de expandir sus cultivos y así no quedarse cortos ante la inmensa demanda de este popular fruto.

Sobre este tema La FM citó al presidente de la Asociación de Productores de Aguacate (ASOPROA), Diego Orlando Aristizábal, quien comentó que al tener un crecimiento tan grande, el aguacate Hass no está teniendo suficiente siembra, y que al estar exportando sólo el 50% de lo producido por falta de calidad, la demanda está siendo superior a lo que se puede ofertar.

“La demanda es superior a la oferta; diariamente se está requiriendo fruta desde muchos lugares del mundo y estamos exportando el 50 % de lo que producimos, el otro 50 % no se exporta por falta de calidad”, reveló Aristizábal.

Explicó además, las sanciones que han recaído sobre algunos productores, por lo que según él, es una falta de conocimiento acerca de la incorporación de los cultivos de aguacate Hass a los territorios, añadiendo que muchos ambientalistas han atacado estas labores, sin tener en cuenta, que debe haber cumplimiento de controles fitosanitarios muy exigentes.

“Algunos productores han sido sancionados, pero no todos los cultivadores de aguacate Hass estamos haciendo las cosas mal y no estamos contaminando con agroquímicos”, agregó.

Por su parte Néstor Jaime Ocampo, líder de la Fundación Ecológica Cosmos, afirmó que hay empresas que están llegando al Quindío para cerrar predios y vías de uso libre, e imponen registros para traslado, lo que está haciendo que los campesinos sean desplazados. Añade además, el peligro que significa el uso de químicos y la afectación a las fuentes hídricas en la región, teniendo en cuenta que estos cultivos “son intensivos en el uso de abonos y sustancias venenosas para el control de plagas”.

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?