Liberales usarán $85 mil millones de plata de los colombianos para escoger su candidato

Humberto De La Calle y Juan Fernando Cristo, gastarán $85 mil millones de la plata de los colombianos, para escoger quién será el candidato de los Liberales

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?

Indignación ha causado en muchos sectores de la sociedad colombiana, que el Partido Liberal, en cabeza de sus precandidatos a la Presidencia de la República, para las elecciones del próximo año, Humberto De La Calle y Juan Fernando Cristo, quieran hacerle gastar una exorbitante cantidad de plata a los colombianos.

85 mil millones de pesos costaría la consulta que se espera realizar el próximo 19 de noviembre, recursos que saldrán del erario, es decir, recursos de los colombianos que podrían ser invertidos en otros temas importantes para el país, y no en una consulta que busca elegir candidato único para un partido político, que en este caso sería el Liberal, informa ElEspectador.

La Registraduría Nacional del Estado Civil, manifestó que ya no es posible echar para atrás la solicitud que le hicieron para la realización de la consulta, toda vez que se pasaron del plazo para hacerlo. Esto en consecuencia de las críticas que han recibido estos dos políticos, toda vez que es inaudito que, existiendo otros mecanismos para la elección del candidato, estén empeñados en usar el más costoso para los colombianos, utilizando el argumento que los ciudadanos de este país deben escoger a las personas que los representarán en las elecciones y posiblemente, en un eventual gobierno, además, que “ayudará a que se adentren más en las decisiones de sus partidos”.

Juan Fernando Cristo es el que menos quiere que se use otro mecanismo, mientras Juan Manuel Galán les ha dicho a los dos precandidatos que escojan en marzo, ya que para el Estado representaría muchos menos gastos, pero la negativa ha sido evidente.

Cada vez los partidos tradicionales salen más del espectro político con estas acciones que lo único que generan es que los colombianos los rechacen y eviten votar por personas que no son capaces de dirimir sus diferencias dentro de su colectividad y le hacen gastar cantidades de dinero a la Registraduría, recursos salientes de los impuestos de los ciudadanos que pagamos diariamente.

Lastimosamente, aunque les de por cambiar el modo de elección, ya no será posible si se tiene en cuenta el comunicado de la susodicha entidad. Tanta plata, para ni siquiera llegar a primera vuelta.

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?