“Llegan tarde hasta para derrotarnos”: María José Pizarro responde críticas por levantar sesión ante inasistencia en el congreso

La representante a la Cámara, María José Pizarro, es blanco de críticas en el Congreso de República por levantar la última sesión sobre la Reforma Tributaria, señalando su actuar como ilegal y guiada por sus convicciones políticas. Sin embargo, la representante de la lista Decentes ha salido en su defensa, asegurando que actuó bajo un marco de legalidad por la falta de quórum al momento de aprobar la parte final de la polémica reforma.

El debate que se encargó de definir la suerte de la reforma tributaria, la cual lleva por nombre ‘Ley de Crecimiento Económico’, terminó en medio de polémica por la decisión de Pizarro de levantar la sesión al no estar presentes ni los delegados del Gobierno, ni las mayorías parlamentarias para que se pudiera efectuar el trámite con total normalidad.

Pizarro, quien normalmente cumple la función de segunda vicepresidenta de la corporación, fungió labores de presidenta de la plenaria este miércoles. Sin embargo, pese a cumplir con las funciones normales del cargo que ocupó, la sesión continuó de manera irregular generando gran malestar entre varios parlamentarios, entre ellos la propia Pizarro, quien argumentó que dicha decisión genera vicios de procedimiento en el trámite, basándose en la Ley Quinta que prohíbe realizar dos sesiones en un mismo día.

Sobre la discusión, el medio radial La FM decidió invitar a la representante para conocer su postura sobre la polémica generada el día de ayer. La representante y segunda vicepresidenta explicó ante los micrófonos cómo su decisión se basó en la inasistencia y falta de compromiso de parte del Gobierno y mayorías de la Cámara, y no por movida por una decisión personal, refiriéndose a la irresponsabilidad de muchos funcionarios y colegas que incumplen los horarios establecidos de sus cargos.

“No hay justificación y uno no puede dar la cara al país, cuando a uno le pagan y no mal porque no nos pagan cualquier cosita, nos pagan muy bien por asistir dos días a la semana y llegar cumplifos (…) y no había quórum, no estaba el Gobierno ni las mayorías del Congreso. Es que llegan tarde hasta para derrotarnos, ellos nos iban a derrotar porque tienen las mayorías, los que debían estar a la hora eran ellos y el Gobierno”, explicó Pizarro.

Finalmente, explicó que varios compañeros congresistas adelantan una denuncia en su contra por la decisión de aquel día, pero que ella cuenta con argumentos jurídicos que muestran cómo actuó de manera legal y correspondiente a los hechos durante aquella sesión. Por último, aseveró que la decisión será tomada por las autoridades, quienes deberán determinar cuál de las dos partes actuó de manera ilegal.

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?