Los artículos que castigan a los corruptos están a poco de hundirse en el Congreso

El avance de los proyectos anticorrupción que derivaron de la consulta anticorrupción, parecen no tener un avance favorable en el Senado.

Con los 50 impedimentos iniciales que surgieron para la votación de los proyectos, y la nueva declaratoria por parte de 10 de los 23 legisladores que participaban del debate de algunos de los articulados más relevantes, el futuro de la anticorrupción al parecer no tiene buen futuro.

Para la votación actual los senadores Álvaro Uribe, Gustavo Petro, María del Rosario Guerra, Carlos Lozada, Antonio Sanguino, Richard Aguilar, John Besaile, Arturo Char, Maritza Martínez y Sami Merek se declararon impedidos.

El articulado lo componen elevar las penas en los delitos de cohecho, concusión y enriquecimiento ilícito; eliminar la casa por cárcel para los corruptos, así hayan cumplido el 50 % de su condena en un centro penitenciario, y ponerle límites a los privilegios que los corruptos tienen en la cárcel, serían en síntesis los puntos que estarían peligrando en el Congreso.

8 sesiones se han realizado sobre el proyecto en la Cámara y Senado, por lo que se encuentra a pocos pasos de concretarse a pesar de las dificultades que ha presentado por todos los impedimentos de los legisladores por tener investigaciones en curso o algunos de sus familiares.

Según cita el diario El Tiempo, “Temístocles Ortega, Eduardo Pulgar, Laura Fortich, Luis Eduardo Díazgranados, Jorge Londoño, Andrés García Zuccardi, Édgar Díaz, José Ritter López, Nora García, Ana María Castañeda, Ruby Chagüi, Miguel Botero y Nicolás Pérez”, son otros de los congresistas que han tenido que apartarse de las discusiones por estar impedidos.

Además de estas dificultades, aún existen políticos que se oponen a los puntos de dicha iniciativa, y aunque se han aprobado 35 artículos, aún quedan faltando 21 que estarán a cargo de una comisión con el nuevo encargado Fabio Espitia.

“Muchos se oponen y el articulado genera mucha resistencia. Pero nadie se para de frente por lo impopular que resultaría. Lo están dilatando para que se hunda por trámite y no por argumentos”, comentó la senadora Angélica Lozano.

Todo esto tiene un gran limitante, que es la terminación del periodo legislativo el 20 de junio, por lo que una dilación más en el Congreso podría significar el hundimiento de todo lo progresado hasta el momento. Fuente consultada: ElTiempo.

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?