“Los niños respaldando la JEP no son símbolo de adoctrinamiento, sino de reconciliación”

Javier Ortíz en una columna para El Espectador criticó fuertemente al expresidente Álvaro Uribe Vélez por haberse indignado por la divulgación de una fotografía de varios niños junto a su profesor sosteniendo un tablero en el que enviaban un mensaje de apoyo a la Jurisdicción Especial para la Paz.

El columnista señala como irresponsable por parte de Uribe publicar con críticas la fotografía de los niños, a sabiendas que muchos de sus seguidores son “radicales y violentos”.

En ese sentido comienza retratando a San Juan Nepomuceno, el pueblo en el que fue tomada la fotografía, como un lugar mágico en el que a pesar de haber vivido una fuerte violencia “espeluznante”, este sigue conservando sus aires de esperanza.

“Fue territorio de presencia del Eln, del Frente 37 de las Farc y de las Auc, que mantuvieron a la población civil en medio de una aterradora guerra. La historiografía del conflicto armado en San Juan da cuenta de la masacre de Los Guaimaros y El Tapón, por ejemplo, en la que asesinaron a 15 campesinos en la zona rural del pueblo durante los primeros días de septiembre de 2002”, dijo.

Seguido a esto retoma los hechos que fueron polémica recientemente y en los que el líder el uribismo tuvo participación. Por lo tanto, señala como absurda la propuesta del expresidente sobre la educación privada, ya que este pretende sacar dinero “que no tenemos” para acabar con la educación pública supuestamente para evitar el adoctrinamiento.

“Más allá de la insensatez en las líneas argumentativas para terminar emprendiéndola contra la educación pública, llama la atención que el senador no tenga el mínimo recato en publicar la imagen con los rostros de menores de edad y los ponga en el paredón de su red social, en la que sabe que es seguido por una buena parte de colombianos radicales y violentos”, expresó el escritor.

Dicho esto, Ortíz le comenta al expresidente que no olvide que el profesor Atilio Vásquez, quien fungió como rector del mismo colegio de la fotografía, fue desaparecido por los paramilitares en julio 27 de 1997, lo que llevó a su esposa a una búsqueda incansable de sus restos que nunca le fueron entregados.

Comenta también del mismo profesor que “lideraba colegios satélites que permitían que niños de toda la región asistieran a clases”, por eso agrega que en declaraciones en Justicia y Paz, Salvatore Mancuso y Juan Manuel Borré, dijeron que a dicho maestro lo torturaron y mataron dejándolo no se sabe si en una fosa común o un rio.

“Así que no se necesita adoctrinamiento, senador Uribe, para que una escuela tenga consciencia de lo importante que es educar para la paz y la democracia”, dice Ortiz, defendiendo así el apoyo brindado a la JEP.

“Esto es un ejemplo de reconciliación porque hay gente —niños y niñas—, senador, que tiene derecho a soñar con una vida en paz”, concluye el escrito. Fuente consultada: ElEspectador.

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?