“Los ultraconservadores como Alejandro Ordóñez no odian la pobreza, sino a los pobres”

En una columna de opinión para El Nuevo Siglo, el abogado Hugo Quintero Bernate se despachó en contra del embajador de Colombia ante la OEA, Alejandro Ordóñez, en contexto por sus recientes pronunciamientos polémicos sobre la migración de venezolanos.

Según explica el columnista, “promover el odio contra los desposeídos” es la forma como Ordóñez obtiene ventajas electorales, por lo que critica que con su mera actuación ante la OEA afectó gravemente las políticas que el gobierno de Iván Duque ha estado implementando respecto a la crisis venezolana.

“De un plumazo y en apenas treinta segundos borró toda la política exterior de la República de Colombia que diseñaron el Presidente Duque y su canciller, Carlos Holmes Trujillo. Toda la política de ayudas del gobierno colombiano a los desplazados venezolanos se convirtió, por obra de la intervención de Ordoñez, en el uso de fondos del presupuesto nacional para ‘irradiar el socialismo del siglo XXI’”, afirma Quintero para El Nuevo Siglo.

La columna igualmente indica que las palabras de Alejandro no son producto de la improvisación en algún acalorado debate, sino que tuvieron una preparación cuidadosa; por eso recuerda que durante su campaña participando en la consulta interpartidista de la derecha, se abanderó como el representante de los colombianos que perdieron su trabajo por causa de la migración de venezolanos.

“Pero que sean venezolanos u otros extranjeros es lo de menos. Los ultraconservadores lefebvristas como Ordóñez son de los que no odian la pobreza, sino a los pobres”, agrega el abogado.

Comparó todo esto con los pensamientos del senador José Obdulio Gaviria, quien siendo cercano a los ideales del exprocurador, sostiene la tesis que en Colombia no existe el desplazamiento, sino que todo obedece a un fenómeno de migración interna en la que los campesinos “se aburren” de sus hogares “y salen voluntaria y decididamente a divertirse con sus familias en los semáforos”, añade sarcásticamente la columna.

Todo esto lleva a Hugo a concluir que personajes como Ordóñez usan “el odio como mensaje político”, y que esto se presenta como ironía teniendo en cuenta el talante religioso que supuestamente tienen. Fuente consultada: ElNuevoSiglo.

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?