Macías busca sancionar a Gustavo Bolívar por decirle “nido de ratas” al Congreso

Según reportó y analizó Noticias Uno, el polémico proyecto anticorrupción con el que se pretendía quitar el beneficio de prisión domiciliaria a quienes incurran en delitos de corrupción que se hundió por no completar su trámite de forma adecuada en el Congreso, duró por lo menos 8 meses sin tener avance en el despacho del presidente del Senado, Ernesto Macías.

En orden cronológico, de acuerdo al medio, el proyecto inició el 6 de junio de 2018; cumplió el proceso correspondiente en la Cámara el 19 de junio para así dar paso al Senado el 23 de julio. La comisión correspondiente terminó el 9 de octubre, y fue enviado al despacho de Macías.

Aquí es donde comienza la suspicacia contra el uribismo, pues una vez llegó el importante proyecto a la oficina del Senador, resultó quedándose dormido hasta ser enviado a la Cámara de Representantes para el proceso de conciliación faltando unos pocos días para terminar la legislatura.

Cabe recordar que por esta situación el presidente de la Cámara, Alejandro Chacón, ha sido fuertemente criticado, pero muchos hacen la observación de los tiempos, denotando que el representante tuvo unos pocos días para el trámite correspondiente y Ernesto duró 8 meses sin dar razón del mismo.

Como si fuera poco, al momento en que el senador Gustavo Bolívar hizo fuertes observaciones sobre esta situación, la bancada del uribismo lo criticó y reprochó su actitud, y Macías anunció una posible sanción teniendo como respaldo el artículo 73 de la ley 5 de 1992, que enuncia:

“SANCIONES POR IRRESPETO. Al Congresista que faltare al respeto debido a la corporación, o ultrajare de palabra a alguno de sus miembros, le será impuesta por el Presidente, según la gravedad de la falta, alguna de las sanciones siguientes”.

Lo anterior basado en que Bolívar dijo que el Congreso merecía el calificativo de “nido de ratas” que le pone la población.

Video de Noticias Uno:

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?