María Jimena Duzán: “Uribe y Duque no solo perdieron; están perdidos”

La columna de este domingo de María Jimena Duzán para Semana menciona la posición en la que se encuentran actualmente el presidente Iván Duque y su “presidente eterno” Álvaro Uribe Vélez, quienes en comparación con la visión distópica retratada por George Orwell en su novela 1984, están buscando reacomodar las cosas a su favor, a ver si sus derrotas se convierten en triunfos y si “dos más dos son cinco”, dice la columnista.

Y es que el motivo para hablar sobre derrotas por parte de la periodista, es el hecho que las pretensiones frente a la JEP se quedaron sin impulso porque el Gobierno no tiene mayorías en el Congreso y han recurrido a toda clase de tácticas, dice Duzán, aunque inevitablemente “perdieron”.

La columna en Semana señala que los únicos perdedores de todo esto son Duque y Uribe, y “por partida doble”, pues además de haber sido dejados sin el apoyo suficiente, salieron “enmermelados” de todos sus intentos por conseguir apoyo, ya que, según la periodista, entre los intentos por no quedarse solos en el Congreso supuestamente compraron a los legisladores que pudieron, que al final no les sirvieron de nada.

Entre estos aparentes perdedores María Jimena menciona al fiscal general, Néstor Humberto Martínez, a quien le tocó hacer confesiones de alto calibre como la situación con la Corte Constitucional, la cual presuntamente “estaba siendo chuzada pero quienes la intervenían no provenían ni de un agencia de inteligencia del Estado, ni de la DEA, ni de la Fiscalía, sino de una empresa criminal de la que no dio mayor razón”.

Con todo lo que ocurrió con las objeciones la columnista señala que ya debería quedar claro para el uribismo que el país no quiere dar pasos hacia atrás, y que el regreso a la guerra sólo está siendo invocado por personas que viven en “sillones de oro”, pero que las personas que la vivieron en carne propia la rechazan a todo lugar.

Retomando a Orwell, Duzán asegura que el uribismo tiene la intención de convertir en “demonios” a todos aquellos que se proponen a defender la paz, para así desviar a la sociedad de la verdad al punto en que empiecen a odiar a quienes la proclaman. No obstante, ya nadie les está comiendo “cuento, no se dejaN amedrentar”, recordando que el único que no se da cuenta que el país ya no le hace caso a Uribe es Duque, y por eso ambos “perdieron”, explica la periodista. Fuente consultada: revista Semana.

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?