Marta Lucía reveló que sintió “mucho machismo” cuando fue mindefensa de Uribe

La vicepresidenta Marta Lucía Ramírez brindó una entrevista para el diario El Espectador, en donde se refirió a algunos temas concernientes a la posición de las mujeres en la política y sus derechos en general, revelando incluso problemas que ella misma ha enfrentado en los cargos que ha ostentado por el mero hecho de ser mujer.

Ramírez tiene una responsabilidad gigantesca como la primera mujer vicepresidenta del país: enfrentarse a toda una serie de retos que implican las luchas feministas y de reivindicación de los derechos de la mujer en un país que siempre ha sido tan conservador y con tendencia machista en algunos aspectos.

En ese sentido, la funcionaria se declaró a sí misma como una feminista y aseguró que este es un movimiento que representa una defensa en los derechos de la mujer, manteniendo un razonamiento que no pisotee a los hombres; además que su posición como primera mujer en este cargo no es algo que se deba aplaudir, sino que tiene que servir para aumentar el nivel de responsabilidad y no “salir con un fiasco”, indicó.

El medio se quiso saber en cuál de los cargos que ha ejercido ha sentido que existe mayor dificultad por el hecho de ser mujer, lo que llevó a Ramírez a afirmar que “en todas partes” se encuentra el machismo, pero que nunca ha dejado que eso la frene.

La vicepresidenta manifestó que frente a todos los problemas ha buscado cómo solucionarlos cumpliendo con su labor con “autentica vocación”, exceptuando algunos casos como en el ministerio del Comercio porque ella misma lo creó.

“En todas partes he encontrado machismo, pero he resuelto que esto no me frene. Logré cumplir con mis tareas a punta de trabajo, auténtica vocación de servicio y de transformación de este país, a pesar de las dificultades. Como ministra de Comercio Exterior no lo sentí mucho porque fui yo quien lo creó”, explicó Ramírez.

Seguidamente confesó que en su momento como Ministra de Defensa en el gobierno de Álvaro Uribe Vélez sintió bastante machismo en su contra, pero que para ella es motivo de orgullo saber que lo pudo sobrellevar.

“Sentí mucho machismo como ministra de Defensa, porque así es el ambiente militar. No obstante, me llena de orgullo saber que di la pelea para lograr que hubiera mujeres generales. Logré que no sacaran a las coroneles del servicio, sino que siguieran concursando para el siguiente rango. Y estoy segura de que algún día veremos a una general al mando de una tropa”, dijo la vicepresidenta.. Fuente consultada: El Espectador.

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?