“Marta Lucía se ha lavado las manos, como parece ser una costumbre de este Gobierno”: Duzán

La columnista de Semana, María Jimena Duzán, explicó que la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez salió supuestamente a maquillar “las palabras para favorecer a su hermano” al calificar todo como un “error”.

En ese sentido, comparó este caso con lo sucedido con el hermano del general Naranjo, cuando él mismo convocó una rueda de prensa y le contó al país que su familiar había sido capturado por tráfico, sin “mostrarse como una víctima”, y hasta “pidió perdón”.

“Marta Lucía Ramírez, en cambio, se ha lavado las manos, como parece ser una costumbre de este Gobierno cada vez que le salta un nuevo escándalo”, dijo Duzán, y añadió que la funcionaria intentó convencer a los colombianos que ese delito se trató de solo un “traspié”.

Sin embargo, la periodista dejó claro que tener un hermano ‘narco’ no es un delito, pero sí lo que reveló la investigación de InSight Crime, en la que apareció Ramírez y su esposo, Álvaro Rincón, en unos supuestos negocios con el expara ‘Memo Fantasma’.

“Ahora el tema se le ha ido mucho más hondo porque ya no se trata de sus conflictos de interés, que los tiene y grandes, sino de sus presuntas relaciones con inversionistas que estarían –según InSight Crime– relacionados con el bajo mundo del narcotráfico”, indica María Jimena.

Finalmente, revela que ya estando en la Vicepresidencia, Ramírez tuvo por un momento el control de la infraestructura, sabiendo que su esposo tiene negocios en el sector de construcción. “Y ella, que transita por tan sinuosa línea, nos mira a todos desde un pedestal de la moral que no tiene”, sentencia.

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?