“Me saben a mierd*”: la grøsería de Tomás Uribe defendiendo a su papá ante Comisión de la Verdad

La comisionada, quien acompañó al sacerdote Francisco de Roux al encuentro entre la Comisión de la Verdad y el exmandatario Álvaro Uribe, publicó un controversial tuit que indigno al hijo del jefe del Centro Democrático.

Lucía González, quien discutía con el expresidente y exsenador sobre las dicotomías que tenían entre sí, cuando notificó que el hijo del ex jefe de estado le “estaba haciendo caras” desde un sector de la propiedad en donde se encontraban en la ciudad de Rionegro.

Inmediatamente, Tomas Uribe tomó parte de la conversación para recordarle a la comisionada sobre un antiguo trino en el que ella hacía evidente que compartía los principios de las Farc y que esa guerrilla tenía un futuro prominente al consolidarse como un partido político.

-Tomás Uribe: Tengo su trino, que le encantan las Farc ¿Se lo muestro? -Álvaro Uribe: No, no. -Lucía González: ¿Cómo te parece esto? Ya vino acá a amenazarme. Podemos pensar distinto. -Tomás Uribe: Dígalo, que comparte los principios de las Farc, como lo dijo en 2017. -Álvaro Uribe: ¡Tomás! -Laura González: Podemos pensar distinto, eso no nos enemista. -Tomás Uribe: Yo nunca diría que comparto los principios de Pablo Escobar, ni de Castaño, ni de Mancuso, ni de las Farc… De ningún grupo terrorista, todos me saben a mierda. -Álvaro Uribe: No, Tomás. Quieto, hombre.

Así fue el cruce de comentarios:

Posteriormente, el sacerdote Francisco de Roux decidió tomar la palabra y continuar prestando atención a las declaraciones de Álvaro Uribe respecto a lo sucedido en el conflicto armado y sobre los ‘falsos positivos’ en los cuales se ha visto vinculado directamente.

“Para mí era muy difícil creer que habían falsos positivos, pero siempre procuramos actuar a tiempo”, afirmó Uribe.

El exmandatario inició haciendo aclaraciones de su política de Seguridad Democrática, de la cual dijo que no afectó la libertad, los valores democráticos y la seguridad de todos los ciudadanos. “Tuvieron seguridad mis más cercanos colaboradores y mis más radicales adversarios”, aseveró.

Cabe resaltar, que tal y como quedó plasmado en la Jurisdicción Especial para la Paz, en el Auto 033 de 2021 del Caso 03: Muertes ilegítimamente presentadas como bajas en combate por agentes de Estado, desde el 2002 al 2008 dejó 6.402 víctimas de este crimen atribuido al estado y la fuerza pública.

“Nosotros siempre, desde un principio, dimos prioridad a las desmovilizaciones y que está ahí, fuera de todos los discursos de la época, en ese numeral del manifiesto democrático. Cifras del Ministerio de Defensa mostraron 53.000 desmovilizaciones, 39.000 capturas y 13.000 bajas”, narró Uribe Vélez.

Adicionalmente Uribe añadió que: “Cuando empezaron a aparecer hechos presuntamente criminales que se le asignaban a la fuerza pública, no se conocía el nombre falso positivos, el nombre lo acuñaron después”, asegurando también que el primer hecho conocido por su gobierno fue “Gualtarillo”, “donde hay un delito imputable a la fuerza pública, se dijo en la época que podía haber de por medio un tema de narcotráfico, era un enfrentamiento entre miembros de la fuerza pública. Lo primero que pedí es que todo tenía que salir a la opinión pública” señaló el exmandatario.

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?

Twitter
Noticias por e-mail

Ingrese su dirección de correo electrónico para suscribirse al portal y recibir notificaciones de nuevas publicaciones en su bandeja de entrada.