“Me sacaron por atreverme a preguntar”: Coronell en columna para el New York Times

Tras una semana de haberse conocido la criticada determinación de la revista Semana de prescindir de las columnas del periodista Daniel Coronell, este mismo publicó un escrito para The New York Times.

Coronell recuerda que su columna, una de las más leídas del país, tuvo varios logros que llevaron a personas en altos cargos a renunciar o incluso enfrentar a la justicia, lo cual nunca fue fácil, ya que esto le costó varias amenazas de muerte, persecuciones y campañas de desprestigio contra él y su familia durante los 14 años que estuvo publicando.

Todo esto duró hasta la última semana cuando, según dice Coronell, fue despedido “por pedir una explicación sobre una decisión editorial de la revista Semana”, lo que le da pie para hacer un recuento de lo que sucedió desde que el New York Times hizo la publicación de la investigación sobre las directrices del Ejército.

Coronell aprovecha para hacer un repaso de lo que han sido los falsos positivos en el país y el gran repudio que generan:

“Al menos 2200 civiles inocentes han sido asesinados por militares y presentados como guerrilleros muertos en combate, según las cifras de la Fiscalía General de la Nación”, dice el periodista, y recuerda cómo la reaparición de este tipo de órdenes que dieron lugar a dichos crímenes “estremeció a Colombia”.

En ese sentido al columnista le resultó llamativo que el país tuviera que enterarse de todo esto a través de un medio estadounidense.

“Es triste decirlo pero Semana, mi propia casa editorial, tenía conocimiento de estos documentos tres meses antes de la publicación del Times”, afirma. Además, indica que estos tuvieron acceso a las mismas fuentes y demás detalles pero no publicaron la historia, algo que fue destacado por La Silla Vacía.

Allí comenzó el dilema de Coronell sobre si debía cuestionar públicamente a la editorial, aunque finalmente lo hizo de la forma que más alcance tuviera, una columna en la misma revista. Cuenta que al momento en que Alejandro Santos, director de Semana, se enteró de esto, le comunicó que consideraba injusto que hablara sobre el tema, pero que respetaba su decisión.

El mismo Santos le pidió a Daniel borrar una frase en la que decía que asumiría las consecuencias de su publicación, y le aseguró que mientras él estuviera a cargo no habrían consecuencias por sus escritos.

A pesar de esto el desenlace ya lo conoce el país, pues el mismo fundador Felipe López Caballero lo llamó dos días después para cancelar su columna semanal.

“El editorial también dice ‘lamentamos la salida de Daniel Coronell’, pero yo no me salí: me sacaron por atreverme a preguntar”, explica, y agrega que “de verdad espero que Semana, que tiene un brillante historial periodístico, salga fortalecida”.

El columnista concluye haciéndose la pregunta sobre si valió la pena su arriesgada hazaña para expresar su opinión, asegurando que sí lo valió, y ese es el verdadero valor de la publicación que hizo que saliera del importante medio. Fuente consultada: New York Times.

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?