Mientras el Gobierno dice que no hay razones para marchar, el desempleo aumenta en el país

De castaño a oscuro parece la situación por la que atraviesa el presidente Iván Duque, quien se enfrenta a una crisis institucional en la que la mayor parte de los colombianos desaprueban su gestión, un Paro Nacional que cumple más de una semana y que no parece dar término pronto, su propio partido se explaya en críticas por su falta de decisión ante las protestas y las cifras en distintos indicadores continúan con un saldo en rojo.

Es así como en el peor momento posible para el Gobierno Nacional, se publica una nueva evaluación sobre los índices de desempleo en el país que continúa su tendencia negativa, aumentando las dudas sobre la dirección en la que continúa el país. Estos nuevos datos arrojan cifras más que alarmantes, pues advierten que la tasa de desocupación nacional llegó al 9,8%, subiendo 0.9 puntos respecto a los mismos números alcanzados el año pasado.

Sorprende y preocupa que pese a los beneficios entregados por el Gobierno a las empresas desde la Ley de Financiamiento, no se vean reflejados en la realidad nacional, donde la estabilidad laboral y oportunidades para los desempleados del país no avanza sino que retrocede. Según el más reciente reporte presentado por el Dane, serían más de 2’490.000 colombianos sin empleo, lo que se traduce en 285.000 personas que perdieron su empleo en el último año.

Según el reporte presentando por Juan Daniel Oviedo, director de dicha entidad, explicó que pese a que la mayor cantidad de colombianos desempleados se encuentren en centros poblados y zonas rurales en todo el país, los datos recolectados durante el último año dejan ver que el crecimiento del índice de desempleo crece de manera acelerada en las principales ciudades del país, en donde en algunas puede llegar a representar hasta 52.000 personas desempleadas.

Oviedo señaló que las ciudades que estarían liderando este aumento en el porcentaje de ocupación estaría siendo liderada por ciudades como Riohacha, Quibdó, Cúcuta y Valledupar. Por otra parte, ciudades como Bucaramanga, Cartagena, Barranquilla y Pereira estarían viviendo el fenómeno contrario y logrando generar mayor cantidad de empleo y oportunidades para sus habitantes.

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?