Miguel Uribe Turbay sería el candidato más endeudado luego de las elecciones en Bogotá

Con los resultados electorales claros y pasado el ‘guayabo’ para algunos por la quemada en las urnas, los miembros de partidos políticos y excandidatos vuelcan sus energías en la reposición de votos, mecanismo que para algunos termina siendo un salvavidas como alternativa a una posible candidatura en el futuro y que para otros termina confirmando su derrota no solo electoral sino financiera.

Es ahí donde los analistas y periodistas de distintos medios empiezan a sacar la calculadora para saber quienes son los ganadores y los perdedores de la reposición de votos, mecanismo estipulado por el Consejo Nacional Electoral (CNE) y que defiende el derecho de los candidatos a recibir un estímulo económico basado en el número de votos obtenidos con la intención de solventar gastos obtenidos en campaña.

Sin embargo, en la mayor parte de los casos el dinero entregado a las campañas no termina cubriendo el dinero invertido en los diferentes rubros que puede llegar a tener una candidatura; ese precisamente fue el caso del excandidato Miguel Uribe Turbay, quien aspiraba a ser el nuevo alcalde de Bogotá y cuyos votos lo ubicaron en el último puesto.

Lista de dineros conseguido por reposición de votos:

Claudia López: $2.433’247.495, por 1’108.541 votos
Carlos Fernando Galán: $2.244’084.590, por 1’022.362 votos.
Hollman Morris: $967’097.245, por 440.591 votos.
Miguel Uribe Turbay: $937’225.490, por 426.982 votos

Según información manejada por diferentes medios, a Miguel Uribe los saldos le terminaron en rojo, pues el estimado del dinero que este habría usado en campaña rodea los 2.500 millones de pesos, mientra la reposición de sus 426.982 votos llegaría a la suma aproximada de 940 millones de pesos, es decir, un saldo negativo de casi 1.300 millones de pesos.

Pero Uribe Turbay no fue el único candidato con cifras negativas, la propia alcaldesa electa Claudia López y Carlos Fernando Galán que se ubicó en la segunda posición a la alcaldía de Bogotá, terminaron en saldos negativos pese a la enorme cantidad de votos conseguidos que en ambos casos superó el millón de votos.Para López, el saldo negativo rodea los 200 millones, mientras para Galán la cifra negativa sería alrededor de los 100 millones de pesos.

El único de los cuatro candidatos que no terminó endeudado luego de las elecciones fue Hollman Morris, quien con el tercer lugar en la votación y la inversión contenida de dinero en su campaña de apenas 300 millones de pesos, termina las elecciones con un saldo positivo, que de momento el diario El Espectador estima que sería de más de 600 millones de pesos.

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?