Nueva derrame de crudo en el Catatumbo genera emergencia ambiental

Según confirmaron las autoridades, debido a la instalación de una válvula ilícita en una sección del oleoducto Caño Limón Coveñas, en la vereda la Paz, zona rural del municipio de Sardinata, se ha generado un derrame de crudo, lo cual ha creado una emergencia ambiental que intenta ser controlada con medidas como la instalación de barreras mecánicas y demás.

En un comunicado la empresa Ecopetrol afirmó la activación del plan de contingencia para evitar la expansión de la mancha de hidrocarburo, la cual comenzó debido a la situación con la válvula.
Para lo pertinente, la empresa petrolera instaló un punto de control operativo en La Rochela y en Punta de Palo. A esto se le suma la instalación de las barreras mecánicas en la captación de la bocatoma del acueducto del corregimiento de Campo Dos, ubicado en la zona rural de Tibú, parte de la región del Catatumbo.

Para identificar la problemática la empresa tuvo que realizar recorridos aéreos, que le permitieran determinar tanto la causa del problema, como la expansión automática que pudo tener el derramamiento de hidrocarburo. Por lo menos 50 técnicos y operarios han tenido que trabajar en la operación de contención.

Hasta el momento son más de 27 los atentados que la infraestructura petrolera de Caño Limón Coveñas en lo corrido del 2019, lo que en múltiples ocasiones ha generado crisis ambientales. Uno de los últimos ocurrió a mediados de septiembre.

En ocasiones incluso ha dejado a los habitantes de municipios como Tibú sin una gota de agua potable, debido al derrame de crudo en el río Tibú, afectando alrededor de 30 mil habitantes, que además de la zozobra generada por los ataques terroristas a las estructuras petroleras, quedan a la incertidumbre de la recuperación del medio ambiente y de la normalidad en los servicios básicos.

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?