Peñalosa le habría dado importantes contratos a un amigo suyo, según Yohir Akerman

Yohir Akerman publicó este domingo una columna de opinión en El Espectador donde habló sobre un contrato millonario a favor de un amigo de Enrique Peñalosa que, gracias a él, el Distrito supuestamente le concedió.

El escrito fue titulado ‘La sombra del alcalde’, y en él Akerman pone otra vez el tema a sonar, pues no es nuevo, ya que hace algunos meses el concejal Juan Carlos Flórez denunció el millonario contrato de Óscar Edmundo Díaz Molina que la alcaldía de Bogotá le habría pagado bajo el concepto de unas asesorías.

El contrato por más de 670 millones de pesos, el cual es justificado por ‘insuficiencia de personal’, en ningún momento se le dio la atención que requería, por tal motivo, Akerman expone un poco más de cerca la procedencia de este y sostiene que es el pago de una larga y leal amistad que desde 1997 mantienen a punta de negocios.

Según la información publicada en el dominical, Yohir Akerman menciona cronológicamente los contratos millonarios concedidos por Peñalosa cuando llega por segunda vez a la Alcaldía de Bogotá, a su amigo Díaz Molina, quien en un principio sería nombrado Secretario de Movilidad, pero el cargo se lo concedieron a Juan Pablo Bocarejo.

Por tal motivo, Peñalosa lo nombró al parecer por contratación directa como su asesor por una suma de 30 millones de pesos mensuales. El 10 de febrero de 2016, Díaz Molina formó un contrato por una suma de $304.500.000. “Pero solo pasaron pocos meses para que el contratista manifestara que él debía cubrir de su bolsillo los gastos de desplazamiento fuera de Bogotá, por lo cual el 20 de septiembre de 2016 se le hizo una adición por 10 millones de pesos más destinados a gastos de transporte y alojamiento”, añadió el columnista.

El 3 enero de 2017, el asesor de Peñalosa volvió a firmar un contrato por una suma total de $361’330.000, es decir, un sueldo mensual de 31’030.000. “Esta vez con una bolsa 20 millones de pesos para transporte y alojamiento”, dato destacado por Akerman.

Luego el 3 enero de 2018 volvió a firmar contrato, esta vez se redujo 10 millones de pesos, por lo que el asesor recibe un total de $351’569.900, eso quiere decir que su salario mensual es de 31’960.000 millones.

El columnista trató de destacar que aquellas sumas de dinero de contratos se debían al arduo trabajo del asesor del primer mandatario Distrital, pues según la información del concejal Manuel Sarmiento, quien tuvo acceso a los informes mensuales de gestión, dejan varios vacíos con respecto a sus funciones y el pago por cumplirlas.

“El asesor asiste, entre otras, a los consejos de gobierno, a las reuniones de la junta directiva de Transmilenio, se reúne con los bancos, con los operadores de los buses, con el viceministro de Comercio Exterior de Suecia, y en 12 ocasiones con los fabricantes de buses Volvo que ganaron uno de los sectores de la licitación de los nuevos buses de Transmilenio”, expuso el columnista basado en la información de los informes mensuales de Díaz Molina.

Finalmente, Yohir Akerman resalta que “lo grave es que, frente a esta oscura sombra y a otros preocupantes temas del alcalde Peñalosa, ni los entes de control ni los medios de comunicación parecen interesarse”. Fuente consultada: El Espectador.

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.