Petro pierde una batalla porque CIDH no aceptó medidas cautelares que solicitó

La Corte Interamericana de Derechos Humanos tomó una decisión dentro del proceso llevado por la demanda que el senador Gustavo Petro interpuso en contra del Estado de Colombia. La motivación sería la destitución en su contra por parte del exprocurador Alejandro Ordóñez, y las multas impuestas por la Contraloría de Bogotá.

Dicha destitución se habría motivado en las presuntas irregularidades que existieron dentro del modelo de aseo y recolección de basura implementado por Petro, que en su momento causó tanta polémica y dividió la opinión de la ciudadanía.

Las multas impuestas por la Contraloría tuvieron como razón principal la supuesta falla del entonces mandatario en la reducción de las tarifas de Transmilenio, entre otras cosas.

Ahora, según información revelada por Blu Radio, la Corte expidió un auto este 6 de febrero en el que se negaron las medidas cautelares que el mismo Petro había solicitado dentro del proceso, las cuales argumentó diciendo que su posición en el Congreso se estaba viendo en riesgo debido a las acciones en su contra.

En ese sentido, de acuerdo al alto tribunal, no consta a través de ningún medio que exista demanda u acción que en este momento ponga en riesgo la curul como congresista de Gustavo, por lo que no consideran aplicables las medidas provicionales solicitadas y desestimó las pretensiones.

“Es decir, el tribunal no ha sido informado si alguna de las decisiones adoptadas o alguno de los procedimientos instituidos en este momento en su contra tiene la virtualidad de generar su destitución, pues no consta que ésta pueda ser oficiosamente ordenada o que sea un efecto automático de tales decisiones. Además, en este momento no existe investigación alguna, ni proceso penal en curso, en su contra por el delito de elección ilícita de candidatos, situación que, por otra parte, no correspondería al caso en estudio por haber sido objeto de designación y no por elección popular”, argumenta la Corte.

Afirman además que no han sido demostrados dentro del caso “elementos de extrema gravedad y urgencia” que señalen la necesidad de aplicar medidas cautelares.

Por su parte el director de la Agencia Nacional de Defensa Jurídica del Estado, Camilo Gómez, aseguró que los argumentos expuestos por Petro de una alianza de las ramas del poder público para acabar con su vida política, no puede ser aceptado, y que el hecho que al excandidato no le guste una decisión, no indica que hayan acciones para su muerte política.

Igualmente manifestó que si bien esta decisión aún no es de fondo, sí configura un gran apoyo para la legalidad en el país.

“Es un paso de apoyo de la legalidad en Colombia. En Colombia todo funcionario que se posesiona está obligado a cumplir las leyes colombianas y esas leyes dicen que un funcionario cuando se sale de la parte fiscal y disciplinaria puede ser sancionado”, aseveró. Fuente consultada: BluRadio.

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?