Policía que se negó a desalojar familias está detenido, incomunicado y podría ser destituido, según Semana

Este martes se conoció el caso del patrullero de la Policía Nacional Ángel Zúñiga, quien decidió no acatar una orden judicial para proceder con el desalojo de varias familias que se encontraban en un predio rural en Cali.

Sin embargo, muchos ciudadanos quedaron preocupados con lo que pudiese suceder con Zúñiga después de entregar su arma de dotación y la radio, mientras alegaba que dicho procedimiento era una injusticia.

“Yo sé que me van a trasladar lejos, lo sé, pero es algo injusto lo que están haciendo en este momento. No les van a dar vivienda, no les van a dar reubicación, están abusando de los derechos humanos”, decía, vaticinando lo que le podía suceder.

En ese sentido, de acuerdo a la revista Semana, el patrullero fue detenido y se encuentra en la estación de Policía de Jamundí, Valle, sin poderse comunicar con nadie. Además, el medio indica que se le abrirá un proceso disciplinario que posiblemente pueda concluir en su destitución.

“Los policías, en cumplimiento del deber, nunca perdemos nuestra condición humana; sin embargo, frente a orden legítima solo tenemos un camino: el de garantizar el cumplimiento”, explicó el general Manuel Vásquez Prada, comandante de la Policía Metropolitana de Cali.

El abogado Augusto Ocampo, desde que se conoció el caso, se ofreció para representar a Ángel si se abría un proceso en su contra.

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?

Twitter
Noticias por e-mail

Ingrese su dirección de correo electrónico para suscribirse al portal y recibir notificaciones de nuevas publicaciones en su bandeja de entrada.