Policías inmovilizaban vehículos y luego los vendían ilegalmente

Entre varios policías, abogados y dueños de parqueaderos, se aliaron para realizar el hurto de más de 300 vehículos que inmovilizaban por orden de embargos.

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?

Dentro de las investigaciones realizadas por la Fiscalía General de la Nación, se logró identificar un grupo de delincuentes –policías– que utilizaban sus funciones para llevar a cabo el hurto de vehículos.

Entre los implicados se encuentran policías, abogados y dueños de parqueaderos, los cuales inmovilizaban vehículos dentro de trámites legales que tenían qué solucionar los dueños de dichos automotores, pero luego los vendían en otras ciudades con papeles ilegales.

NoticiasCaracol lo había venido denunciando desde el 2008 en donde ya se habían presentado gran cantidad de estos casos, pero nadie sabía lo que estaba ocurriendo. Hoy, 9 años después, la Fiscalía logró realizar las respectivas investigaciones pertinentes para el caso, dando así con varios agentes de la policía que se encargaban de identificar los motores y remarcarlos, para luego hacer la venta; además, otros involucrados les ayudaban a cometer los delitos.

Según el Fiscal General, han tenido en cuenta 300 denuncias que se han presentado por la pérdida de vehículos embargados y que desaparecieron de los parqueaderos en que permanecían en Bogotá. Igualmente, manifestó que los policías alteraban los datos del SIOPER o realizaban las inmovilizaciones de automotores de manera irregular.

Entre los delitos que enfrentarán los implicados, están concierto para delinquir, usurpación de funciones, abuso de confianza calificado y agravado, y fraude a resolución judicial. Lo cual les acarrearía gran cantidad de años de condena.

Estos son eventos que se ven diariamente en el país. Sólo en la Capital se han perdido 300 vehículos, ahora falta la información de las otras ciudades en donde posiblemente se puede estar presentando dicha situación.

A lo anterior, le podemos sumar que muchos de los parqueaderos que reciben los vehículos embargados, cobran los días de uso del espacio con precios sumamente altos, dejando a veces en imposibilidad de recuperar los bienes por parte de las personas que se ven inmersas en líos judiciales.

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?