Por objeción de conciencia, testigo de Jehová se salva de prestar servicio militar

Por una tutela presentada por Mabel Rosario Ramos Ibáñez, el Tribunal Administrativo de Cundinamarca, expidió un concepto acerca del derecho a la objeción de conciencia, para que los jóvenes no tuvieran que prestar servicio militar de manera obligatoria, el cual resultó favorable para el hijo de la accionante.

El joven que dio motivo a esta acción constitucional, profesa la religión conocida como ‘Testigos de Jehová’, con la que incluso adelantaba cursos bíblicos, hasta que fue llamado por el Ejército Nacional para prestar el servicio obligatorio.

No conforme con este hecho, la madre del joven presentó la acción de tutela alegando la violación de derechos fundamentales a su hijo, teniendo en cuenta la objeción de conciencia que podía alegar este, por su situación moral y religiosa, y el desarrollo que se encontraba adelantando precisamente bajo estos lineamientos.

“Es inaceptable que se obligue a una persona a actuar obviando las convicciones más profundas de su conciencia”, argumenta el fallo de tutela.
Efectivamente el Tribunal, citando a la Corte Constitucional, argumentó que existe un fallo en el que se conceptúa el respeto que deben tener las Fuerzas Militares con la objeción de conciencia, al momento de ejecutar reclutamientos.

Así entonces, el alto Tribunal le dio la razón a la madre del joven y otorgó un plazo no mayor a 48 horas a la Dirección de Reclutamiento del Ejército Nacional para que se desvincule de manera inmediata al sujeto y se le permita retirarse del ejército.

Recordemos que recientemente se conoció de un proyecto de ley con el que el Centro Democrático busca que se permita alegar objeción de conciencia no sólo por parte de personas naturales, sino también de personas jurídicas, lo que según analistas podría acarrear complicaciones en diferentes aspectos de libertades personales.

Puede leer:

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?