“Por un lado meten cocαínα y por el otro…”: Bolívar habló de ‘doble morαl’ de Silvestre Dangond

Todo comenzó cuando Juancho de la Espriella, uno de los acordeoneros más destacados en toda la historia de la música vallenata, reveló en ERV Vallenato que, por fin, había logrado superar una serie de problemas personales originados en su alto consumo de αlcohol y otras drøgαs. Afirmó que hubo un tiempo en que tales consumos lo condujeron a una depresión profunda.

Pero uno de los aspectos que más llamó la atención en sus revelaciones es lo que tiene que ver con el cantante Silvestre Dangond, con quien en la última década de la Espriella ha compartido escenario en innumerables ocasiones. “Sí, yo consumí con él. Digamos que unas parranditas juntos, eso no se puede negar”, dijo el talentoso músico.

El senador Gustavo Bolívar, miembro del Pacto Histórico, no desaprovechó la ocasión para lanzar contundentes críticαs contra Dangond por lo que considera una “doble morαl” en su discurso. Al parlamentario opositor le pareció prácticamente inconcebible que, por un lado, se les llame “nαrcøterrøristαs” a organizaciones dedicadas al crimęn y, por el otro, consuman cøcαínα.

Pero no solo Dangond fue nombrado en las afirmaciones del acordeonero respecto al consumo de drøgα. Diomedes Díaz, Julián Rojas y Juan Carlos Ovalle fueron otros de los nombres que salieron a relucir.

“A nosotros nos alcanzó a tocar y ahí influir la generación de Diomedes, Cocha, Oñate, de los años 80 y 90 del vallenato. Era una época demasiado fuerte con el tema de la drøgα y eso para nadie es un secreto”, dijo.

Para de la Espriella el panorama de consumo era algo que se imponía sobre la realidad, por lo que “en esa época todo el mundo consumía: el manager, el auxiliar, el cajero… Y nosotros los músicos que admirábamos, Silvestre y mi persona, alcanzamos a ser levantados con esa influencia”.

Recientemente, de la Espriella y Dangond rompieron su vínculo musical. Sin embargo, el acordeonero ha explicado que tal ruptura se debió a un desgaste musical, pero no personal.

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?