Presidencia gastará $42 millones en monedas bañadas en oro con nombre de Duque; para Gobierno no es “derroche”

Contrario al plan de austeridad anunciado por Iván Duque en abril del año pasado y a la petición de Álvaro Uribe de reducir gastos a nivel del Estado, la Presidencia de la República suscribió un contrato para adquirir 1.409 monedas recubiertas de oro, las cuales serían entregadas por el presidente Iván Duque en condecoraciones y ceremonias especiales.

“Contratar la adquisición de monedas protocolarias para ser entregadas en cumplimiento de las actividades protocolarias del Señor presidente de la República, en su calidad de jefe de Estado”, es el objeto del contrato.

El proceso contractual está a cargo del Departamento Administrativo de la Presidencia (DAPRE) y fue adjudicado a Ambo Importaciones, empresa que tiene 40 días de plazo para dar cumplimiento al contrato.

Cada moneda es de 60 milímetros de diámetro y cinco milímetros de grosor. Aunque son de bronce, serán recubiertas con oro de 24 quilates. En una de las caras irá el escudo de Colombia con la frase “Presidencia de la República de Colombia, libertad y orden”, mientras en la otra se podrá apreciar un relieve de la Casa de Nariño y el texto “Dr. Iván Duque Márquez. Presidente 2018-2022”, además de la firma del primer mandatario.

En redes sociales no le han perdonado al Ejecutivo que realice gastos para cuestiones no esenciales.

Al Gobierno de Iván Duque se le ha criticado sobremanera por el manejo administrativo de los recursos públicos, las políticas monetarias (que estuvieron por años en manos de Alberto Carrasquilla) y las acciones tomadas frente a las manifestaciones y la protesta social.

Con índices de desempleo que se mantienen sobre el 14 %, según el Dane, la administración de Duque ha tenido que hacerle frente a la pandemia en materia social y económica. Con el argumento de reponer recursos gastados durante la contingencia sanitaria se presentó la reforma tributaria que terminó en un paro nacional.

Víctor Muñoz, director administrativo de la Casa de Nariño, salió a responder las críticas y negó que el contrato represente un incumplimiento al principio de austeridad de Gobierno Nacional.

“Siempre la Presidencia de la República ha otorgado bien sea artesanías, libros, recordatorios; en este caso las monedas son en sí mismo un recordatorio, bien sea a los militares, a los deportistas, algunos visitantes ilustres que tiene la Casa de Nariño”, dijo.

Aprovechó para lanzarle pullas al gobierno de Juan Manuel Santos:  “entonces cuando se hace un recuento, incluso mirando el año 2012 en adelante, estamos hablando de cómo en el pasado se ha invertido de igual manera en este tipo de recordatorios y si uno mira en los últimos años se invirtió en gobiernos anteriores $500 millones y nosotros hemos invertido menos de la mitad, siempre implementando un esquema de austeridad”.

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?