Presidenta de la Corte dice que alcohol y drogas no ponen en riesgo relaciones interpersonales

Este jueves la Corte Constitucional dio a conocer un llamativo fallo que puso fin de una vez por todas a la regulación del Código de Policía respecto al consumo de bebidas alcohólicas y de sustancias alucinógenas en espacios públicos, lo cual ha generado una fuerte división de opiniones en la ciudadanía.

Respecto a este tema tan debatido la presidenta del alto tribunal, Gloria Stella Ortiz, estuvo explicando en Blu Radio algunos de los detalles detrás de esta decisión y los sustentos argumentativos que llevaron finalmente a la modificación de los artículos 30 y 140 del código.

La togada indicó en primera medida que esta decisión fue tomada por una demanda radicada por dos ciudadanos, precisamente sobre el papel de la Policía en intervenir en el consumo de bebidas alcohólicas y psicoactivos en espacios públicos.

El fallo se dio tras analizar los argumentos de los demandantes, por lo que la Corte determinó que existe una clara contradicción entre el artículo 16 de la Constitución Política de Colombia, que estipula el derecho a la libre desarrollo de la personalidad, y las disposiciones del Código de Policía.

Ortiz asegura que en la Corte llegaron a la conclusión que el consumo de ninguna forma afecta el espacio público, de hecho, la norma estaba persiguiendo y castigando el consumo per se, mas no los comportamientos de los ciudadanos que puedan afectar el aprovechamiento de dichos lugares.

“Es una medida restrictiva del derecho a tomar decisiones sobre planes de vida. La corte llega a la decisión que no se afecta el espacio público”, comentó la magistrada.

De esta forma señala que en ningún momento el consumo de drogas o alcohol significan un riesgo para las relaciones de las personas, y no implican una afectación a la seguridad.

“El problema no está solo en el consumo sino en el maltrato, la violencia. Ese acto de violencia es posterior al consumo”, comenta Ortiz, quien durante la exposición de la sentencia también mostró que el Código no estaba haciendo una persecución de las conductas que realmente deben ser atendidas. Fuente consultada: BluRadio.

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?