Promueven desacato contra la Policía por contrato de $26 millones para comprar biblias católicas

La Asociación de Ateos de Bogotá promovió un incidente de desacato contra la Policía Nacional, el cual se está tramitando en el juzgado 15 del Circuito Laboral de Bogotá. El desacato está relacionado con la adquisición de 720 biblias católicas con características físicas particulares que le encargó la institución a una empresa registrada como Comercializadora Bendito SAS.

El debate se originó porque, pese a que la tutela fue decidida en contra de la Policía Nacional, el contrato sigue en el Sistema Electrónico de Contratación Pública (SECOP II).

La inversión de la institución para adquirir las biblias habría sido de 26 millones 280.000 pesos, siendo 36.000 el valor de cada unidad.

El juzgado 15 ordenó el pasado 30 de julio que dicho negocio fuera suspendido. El capellán general de la Policía, Gustavo Gonzáles, anunció el fallo del juzgado.

Como pese al fallo, el contrato siguió colgado en el SECOP II, la Asociación de Ateos de Bogotá resolvió radicar un incidente de desacato,el cual incluye una solicitud para compulsar copias del expediente a la Fiscalía y a la Procuraduría.

Nicolás Calderón, abogado del departamento jurídico de la asociación, fue el encargado de radicar los recursos contra la Policía.

“La Constitución Política dice en su artículo 19 que todos los colombianos tenemos derecho a la libertad de culto. Este es un derecho de doble vía que no solo implica una facultad por parte de los ciudadanos de ejercer sus propios cultos, de creer en la religión que quieran y que el Estado se lo garantice, sino también una obligación por parte del Estado de abstenerse de promover algunas religiones, de invertir recursos en unas religiones”, le dijo a El Espectador.

El abogado expuso que, con la compra de las biblias, la Policía está desconociendo el laicismo proclamado por la Constitución de 1991.

En su “identificación de la necesidad y justificación”, la Policía Nacional respondió que “es necesario que los funcionarios policiales se encuentren en optimas condiciones espirituales y anímicas con el fin de prestar un excelente servicio a las comunidades locales”.

La compra de las biblias fue denunciada en junio por el programa Sigue La W. Allí se expuso que cada volumen tenía que venir en estuche azul en cuero y con cremallera, además de tener papel Biblia crema, bordes dorados, notas a pie de página y a ninguna le puede faltar el libro del Deuteronomio en el que se dictan las “20 leyes de guerra”. Las biblias debían estar adornadas con los símbolos de la Policía Nacional.

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?

Twitter
Noticias por e-mail

Ingrese su dirección de correo electrónico para suscribirse al portal y recibir notificaciones de nuevas publicaciones en su bandeja de entrada.