“Que ganaderos se quejen de inseguridad y pidan armas es una maniobra del uribismo”

En una columna para el diario El Tiempo, el politólogo Gabriel Silva Luján expresó su punto de vista sobre la situación vivida con los ganaderos, quienes formulando quejas por la inseguridad que viven han pedido poder armarse para ejercer su propia defensa, lo que para Luján se trata de supuestas maniobras del uribismo para poder volver a una corriente social y política como lo era cuando Álvaro Uribe estaba en la presidencia.

“Como ocurrió antes, los terratenientes se declaran víctimas de la “inseguridad” en sus zonas de actividad económica. Son los supuestamente desvalidos ganaderos los que están a merced de los facinerosos, porque los abandonaron el Estado y la Fuerza Pública. Claman por su derecho a defenderse. Y son también los mismos dirigentes de entonces, encabezados por Álvaro Uribe Vélez y José Félix Lafaurie, quienes atienden con premura la desazón de sus seguidores y agremiados, asumiendo la causa de regresarles sus derechos al uso de la fuerza”, expresa el politólogo.

Habla de cómo el uribismo aparentemente está apelando a una supuesta “benevolencia social” para formular el debate sobre la restricción del porte de armas, con el que buscarían que los grandes propietarios puedan armarse.

Con base en esto, Luján señala que se presenta como evidente que no serán precisamente los grandes propietarios los que van a empuñar las armas, sino sus “mayordomos” y trabajadores, entre quienes, según señala el columnista, hay muchos que sufrieron la violencia del paramlitarismo.

“En cosas de armas es mejor siempre prevenir que lamentar. Creer que no hay armas en manos de muchos de los finqueros que claman por poder adquirirlas y portarlas es una ingenuidad”, agrega.

Sumado a todo esto, la situación también permitirá al uribismo distanciarse del presidente Duque y su gobierno, pues lo consideran como un “espantavotos”, según indica.

Así entonces, la columna concluye señalando el grave peligro que implicaría otorgar el derecho al libre uso de armas a los ganaderos referidos, pues todo se prestaría, según Gabriel, para el inicio de una nueva ola de violencia social y política, la cual describe como repartir “cerillas entre pirómanos”. Fuente consultada: columna ElTiempo.

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?