Santos calificó su reunión con Uribe y el Papa como un fracaso, y explicó la razón

Con la cercana publicación del nuevo libro del expresidente Juan Manuel Santos, ‘ La batalla por la paz’, el diario El Tiempo fue autorizado para compartir un capítulo del esperado texto donde el Nobel de paz revela gran cantidad de detalles inéditos sobre el acuerdo con las Farc y otras situaciones de su mandato.

El texto publicado por El Tiempo se titula ‘Una reunión Muy Peculiar’, y en esta parte Santos cuenta como Álvaro Uribe intentó darle un inmenso golpe al proceso de paz yendo con los frailes del Convento de San Francisco, en Asís, Italia, para explicarles su punto de vista y críticas a los acuerdos de la Habana, lo que Juan Manuel dice podía ser un gran forma de deslegitimar la negociaciones.

“Si Uribe lograba un pronunciamiento de ellos en contra del proceso, sería un gran golpe para su credibilidad entre los millones de católicos colombianos”, cuenta Santos sobre la estrategia de Uribe, sugerida por César Mauricio Velásquez, miembro del Opus Dei que fungió como secretario de prensa del líder del Centro Democrático.

El Nobel cuenta que los frailes se alarmaron ante la exposición de Uribe, por lo que para ser imparciales invitaron al embajador de Colombia en el Vaticano, Guillermo León Escobar, para que diera el punto de vista del Gobierno. Tras haberlo escuchado, decidieron hacerle entrega de la Lámpara de la Paz a Juan Manuel Santos, el reconocimiento considerado como el Nobel de Paz del catolicismo, una situación totalmente irónica para el uribismo.

“¡Dios sabe cómo hace sus cosas!”, expresa Santos ante la llamativa situación, que prácticamente fue un tiro por la culata para Uribe.

Igualmente Santos relata cómo fue la curiosa reunión que tuvo junto a Uribe con el Papa Francisco. Él tenía programada la reunión con el Papa y que el presidente de Telefónica, César Alierta, le preguntó si había problema en que recibiera al líder del uribismo en la reunión; Santos aceptó.

Efectivamente tuvo su audiencia con el Papa, quien lo felicitó por el premio Nobel de la Paz y hablaron sobre los retos del proceso.

“Uribe no había llegado todavía, así que terminó la audiencia y el Papa me pidió que esperara en una sala adjunta mientras hacían seguir a mi predecesor y ahora jefe de la oposición”, narra Santos.

Cuando lo hicieron entrar de nuevo saludó a Uribe y se sentaron a escucharlo criticar el proceso de paz, según Santos, con los mismos argumentos de siempre, a pesar que varios ya habían sido tenidos en cuenta para modificar los acuerdos.

“Eran los mismos argumentos que venía repitiendo en Colombia durante los últimos meses”, dice.

En algún momento, según Juan Manuel, el Papa lo miró con “expresión de desconcierto, como queriendo decir ‘Esto no funcionó’”, y procedió a cortar de manera tajante la exposición de Álvaro para dar por terminada la reunión.

Santos concluye contando que a la salida Uribe le pidió que intentara ceder un poco, lo cual para él fue muy confuso; afuera había un grupo de periodistas a quienes les contó sobre la reunión con su perspectiva de las cosas, pero afirma que “ese encuentro tan singular, que hubiera podido ser de inmensa utilidad, fue un fracaso”. Fuente consultada: ElTiempo.

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?