Según Tribunal de Bogotá el crimen contra Jaime Garzón no debe considerarse de lesa humanidad

Así lo determinó el Tribunal Superior de Bogotá, luego de analizar los argumentos dados por la defensa del exsubdirector del DAS José Miguel Narváez, condenado por el asesinato del periodista y comediante Jaime Garzón el 13 de agosto de 1999.

La defensa argumentó frente al Tribunal que su defendido no podía ser judicializado por un crimen de lesa humanidad, pues el carácter de este crimen no formaba parte del ordenamiento jurídico colombiano durante el tiempo que sucedieron los hechos.

Por esa razón Narváez quien fue condenado por el Juez Séptimo Penal Especializado a 30 años de prisión en agosto del año pasado, ha tenido una reducción de su pena de 4 años y ahora deberá pagar 26 años y 3 meses de prisión.
Durante el tiempo en que se determinó la responsabilidad por el crimen, el Tribunal había considerado que existían pruebas suficientes sobre cómo Narváez mantenía una relación cercana con el exjefe paramilitar Carlos Castaño, al que presuntamente le habría pedido la muerte de Garzón, por considerar que el humorista tenía supuestos vínculos con grupos guerrilleros.

Para muchos, esta decisión del Tribunal de Bogotá lastima el legado de Garzón, considerando que al quitarse la categoría de crimen de lesa humanidad se estaría restando importancia a lo que significó el asesinato del creador de Heriberto de la Calle y otros memorables personajes del humor político.

Luego de darse la noticia, la Fundación para la Libertad de Prensa (Flip) declaró a través de su abogada Ángela Caro, que los juristas que representan a la familia del periodista estarían pensando en presentar un recurso para que la reciente decisión por parte del Tribunal Superior de Bogotá pase a la Corte Suprema de Justicia y que esta analice si debe perder o no la condición de crimen de lesa humanidad.

Con esta nueva revisión por parte de la Corte Suprema, se cree que varios generales retirados podrían salir afectados, teniendo en cuenta que para la Fiscalía, el crimen del humorista fue producto de una alianza entre paramilitares y miembros de la fuerza pública.

Entre los militares que estarían vinculados figuran nombres como el de los generales retirados Rito Alejo del Río, Mauricio Santoyo Velasco y Jorge Eliecer Plazas quienes tienen procesos abiertos por presuntos ataques a civiles.

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?

Twitter
Noticias por e-mail

Ingrese su dirección de correo electrónico para suscribirse al portal y recibir notificaciones de nuevas publicaciones en su bandeja de entrada.