Semana denuncia que quieren “callar” a militares que denuncian los ‘falsos positivos’

Una fuerte denuncia realizó la revista Semana con base en testimonios de varios militares que aseguran estar recibiendo amenazas y presiones por haber denunciado detalles detrás de los crímenes de los falsos positivos en la Fuerza Pública y los actos de corrupción de algunos militares.

Según relata el medio, fueron 14 uniformados los citados desde diferentes partes del país para asistir a un procedimiento, supuestamente los había llamado el comandante del Ejército, el general Nicacio Martínez.

El procedimiento constaba de una entrevista que era precedida por una prueba en el polígrafo, y aunque les decían cuál era el motivo de todo esto, resultaba ser para otro tema.

“Saber quiénes contaron a algunos medios, en particular a The New York Times, sobre unas polémicas directrices que exigían doblar los resultados en el Ejército y que podrían ser la semilla para volver a las épocas de los falsos positivos”, afirma Semana.

Los militares presuntamente han tenido intimidaciones e incluso sus teléfonos han sido chuzados, todo con la intención de callar sus declaraciones sobre la institución, de acuerdo a la denuncia del medio. Los uniformados han calificado lo sucedido como una “cacería”.

Uno de los supuestos perseguidos contó que les preguntaban directamente quién le había dado a los periodistas los datos que se publicaron en los artículos, aunque supuestamente no solo les interesa las denuncias por falsos positivos reveladas por The New York Times, sino también las confesiones que se están haciendo ante la JEP.

Las presuntas intimidaciones llegan a tal grado que uno de los uniformados contó que supuestamente le enviaron a su celular fotos de sus hijos, a los que al parecer les estaban haciendo seguimiento en sus colegios; del mismo modo con otros familiares, e incluso a algunos les llegaban mensajes directos en los que le advertían que lo matarían, dice la revista Semana.

Ellos denuncian que detrás de todo esto hay grupos especiales encargados de presionarlos y mantenerlos interceptados que, según la Semana, no solo involucraría una problemática dentro de la Institución, sino también por “actitudes de círculos de personas” que ejercen acciones desde posiciones de privilegio para guiar a las Fuerzas Militares a que nuevamente acciones como en otras épocas más violentas del país.

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?