Semana tenía en sus manos investigación del New York Times antes que la publicaran

Según una investigación adelantada por La Silla Vacía, la revista Semana contaba supuestamente con la información sobre las actividades militares que podrían regresar a los ‘falsos positivos’, antes que el diario norteamericano New York Times la publicara; sin embargo, al parecer decidieron no sacarla.

La Silla revela que el entonces secretario de la Presidencia, Jorge Mario Eastman, visitó al medio donde habló con el director Alejandro Santos y con Ricardo Calderón, periodista investigador, sobre las denuncias concernientes, que más adelante serían publicadas por NYT.

Aparentemente el consejo de redacción del medio discutió sobre la publicación de dicha investigación e incluso consideraron ponerla de portada, pero esto nunca se dio, aunque, según lo que narran las fuentes, la información estaba desde Semana Santa.

A pesar que toda la información al parecer era la misma que sacó el NYT, existen varias versiones de por qué no se hizo la publicación.

Una de estas dice que en una comida entre el presidente Iván Duque y los dueños del medio, Gabriel Gilinski y María y Felipe López, al hablarse sobre la investigación el mandatario les recalcó la importancia que se contrastara bien el tema, lo que dio lugar a una espera con su publicación. No obstante, esta versión ha sido puesta en duda en otras versiones, según destaca La Silla Vacía.

Por otro lado indican que Duque tenía quejas sobre otras publicaciones, lo que llevó a que los encargados de la revista aplazaran el informe sobre los ‘falsos positivos’ buscando evitar choques fuertes con el Gobierno de carácter político. Esto fue descartado por el mismo Alejandro Santos, pero supuestamente apoya la versión de la visita de Eastman.

Sobre el encuentro con el exsecretario General de la Presidencia, al parecer los convenció de no hacer la publicación. El mismo Jorge Mario confirmó que sabía que Semana tenía la información desde tiempo atrás, pero que aún estaba en proceso, por lo que debía dársele tiempo para contrastar todo lo allí consignado.

Lo que queda presuntamente confirmado en primer lugar es que Semana sí tenía la información sobre esta grave denuncia, lo que desencadenó en que las fuentes conseguidas por Calderón contactaran, por temor con las denuncias que tenían en su poder, al periodista Nicholas Casey del NYT, quien fue el que finalmente publicó el alarmante artículo.

El director de Semana comentó sobre esto y aseguró que finalmente no hicieron la publicación porque el NYT los “chivió”.

“Es la sana competencia entre los medios, que ayuda a que en una democracia haya contrapesos al poder”, fue la explicación de Santos, explicando que lo importante es que finalmente la información tuvo su respectiva publicación. Fuente consultada: LaSillaVacía.

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?