Senador Robledo insiste en que la plataforma Uber opera de manera ilegal

En medio de la turbulenta discusión que se vive en el país sobre si se debe o no permitir la operatividad de la empresa multinacional Uber, el senador del Polo Democrático, Jorge Enrique Robledo, insiste en su postura sobre cómo la plataforma digital basaría su negocio por medio de la ilegalidad, pues desde su óptica la empresa tiene no cumple con los requerimientos que exige el Estado a las empresas prestadoras del servicio de transporte urbano.

Aunque el senador Robledo insiste en que no está en contra del uso y modelos de negocio basados en plataformas tecnológicas, insiste en que Uber y otras empresas que usan el mismo modelo deben reconocer su condición como empresa de servicio de transporte, y de esa manera acogerse a la normatividad que ya existe en Colombia.

Las declaraciones del senador del Polo Democrático se dieron en entrevista con el diario El Espectador, quienes hicieron varias preguntas sobre la situación actual de Uber en Colombia y por qué varios políticos (como él) insisten en regular la forma en que operan varias de esas empresas multinacionales.

“Hay que partir de la base de que son empresas de transporte. Uber es una empresa que define qué vehículos usa, quiénes son sus conductores, las tarifas y la comisión; o sea, define todo lo de una empresa de transporte, luego, es una empresa de transporte. Ese es un hecho. Lo que pasa es que como el negocio de Uber es la ilegalidad, no puede aceptar que es una empresa de ese tipo. (…) lo primero que debe hacer Uber es reconocer que es una empresa de transporte”, comentó Robledo al diario.

Otro de los puntos más importantes que trató la entrevista fue la opinión que dió Robledo sobre la decisión tomada por el presidente Duque el pasado mes de diciembre y el mensaje que el Ejecutivo estaría mandando a las empresas de modelo de negocio similar a Uber, las cuales también serían reguladas por la Superintendencia de Industria y Comercio.

“… deben cumplir con las normas de Colombia. Hay otros países en donde estuvieron estas empresas y ya no están porque no cumplieron. No están en Italia, Francia, Dinamarca, Finlandia y en casi ninguna parte de Alemania, porque no quisieron aceptar que eran empresas de servicios públicos. La solución empieza si reconocen que son empresas de este tipo”, insistió el senador del Polo.

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?