“Si lo de la ayuda sale mal, podríamos extrañar al Santos que llamaban castro-chavista”

En su última columna de opinión para el diario El Tiempo el analista político, John Mario González, habló sobre el “grave error” que muchos están asumiendo al creer que para acabar con el régimen de Nicolás Maduro hace falta “sólo un empujoncito”, pues si bien para él gran número de venezolanos está en su contra y lo quieren fuera, no significa inmediatamente su salida del poder.

Sumado a esto, opinó que intentar generar una “gran marea humana” con el concierto programado para este viernes con el ánimo de intentar desestabilizar al régimen, podría de manera contraría ser una ignición para situaciones poco favorables.

“En las actuales circunstancias, como decía Mao Tse-tung, ‘una sola chispa puede incendiar la pradera’ de la elevada carga de penurias e impaciencias que desbordan al pueblo venezolano”, asegura en la columna.

Temeroso de lo que puede surgir con la idea del concierto y en vista que Maduro ha planteado una especie de contraconcierto en su país, González pregunta cómo puede ser la reacción de la Fuerza Armada venezolana en caso que se genere mayor tensión con el ingreso de la ayuda humanitaria. “¿Cómo responderán los colectivos armados?”, pregunta con preocupación.

Toda esta situación para el analista da lugar a comentar que podría llegar a extrañarse al expresidente Juan Manuel Santos, a quien muchos tildaban de “castrochavista”, en caso que todo lo planeado salga mal.

Según explica John, todas estas provocaciones que se vislumbran pueden dar lugar a que el régimen chavista dé aviso a sus aliados que están siendo víctimas de un asedio en la frontera impulsado por grandes potencias.

Lo anterior se empeora al tener en cuenta el riesgo que se corre con la opción militar planteada por Donald Trump, que al final podría hacer que no sean los intereses de Colombia los que se sobrepongan con toda esta situación, explica el columnista.

Entre otras de las situaciones negativas que plantea, está el destino del armamento que tiene a disposición Venezuela:

“¿Qué puede pasar si los misiles tierra-aire que Maduro entregó a los colectivos chavistas caen en manos del Eln o si repiten la estrategia cubana de los 80, en el éxodo de Mariel, de vaciar cárceles y hospitales psiquiátricos para enviar al ‘hostil’ vecino?”.

“Si el 23 de febrero marca un punto de inflexión y Maduro cae pronto, estaremos, por fin, en la senda de una solución definitiva y el presidente Duque, en el idilio, que habrá que reconocerle. Pero si logra aferrarse al poder, podremos estar extrañando, vaya paradoja, a ese mismo Santos que llamaban castrochavista y cómplice de la dictadura”, concluye Mario González. Fuente consultada: ElTiempo.

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?