Sin consulta anticorrupción, en México Andrés Manuel se bajará un 40 % el sueldo

Los medios internacionales tienen toda su atención en el nuevo presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, quien se estará posesionando como mandatario el próximo 1 de diciembre pero desde ya ha asegurado que bajará su propio sueldo y el de los demás miembros del Gobierno.

Se supone que AMLO tendría un salario de 14.000 dólares o aproximadamente unos $ 42,364,700 de pesos colombianos, pero este será reducido hasta 5.800 dólares o unos $17,551,090 de pesos colombianos, lo que es casi un 40 % del salario anterior.

Además López piensa establecer su sueldo como un tope para cualquier funcionario, cosa que era una de sus insignias en campaña con “el plan de austeridad”.

Sectores del PRI y otro del PRD se han mostrado en discordia por dicha propuesta, pues aseguran que son solo políticas populistas que no atacan el problema real de la corrupción.
Lo anterior curiosamente se puede contrastar con Colombia, donde los ciudadanos se abstuvieron de votar en las urnas la consulta anticorrupción en la cual uno de los puntos era precisamente los que Andrés Manuel quiere implementar ahora que es presidente de los mexicanos.

Casi como un reflejo de la forma de hacer gobierno del PRI, el Centro Democrático se ha mostrado fuertemente en contra de la propuesta de bajar los salarios de los congresistas argumentando exactamente lo mismo que los miembros del Partido Revolucionario: “son solo políticas populistas que no atacan el problema real de la corrupción”.

Aunque la postura del partido del expresidente Álvaro Uribe ha cambiado durante los últimos meses en dicho tema, antes de debatirse el mecanismo de participación ciudadana se mostraban en contra de la reducción de salarios; luego a comienzos del presente año se mostraron a favor y se proclamaron promotores de la consulta anticorrupción, pero después de ser elegido Iván Duque como presidente, decidieron que no iban a apoyar la consulta a pesar que el nuevo presidente la apoyaba abiertamente.

Así entonces, el uribismo vuelve a su postura original de no apoyar la reducción, inclinándose por el camino de congelar los sueldos de los congresistas, propuesta que dio la senadora del Centro Democrático, Paola Holguín, argumentando que los salarios deben ser fijados por principios de austeridad y equidad con el gasto del Estado.. Fuente consultada: revista Semana.

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.