Solicitan que caso de Jaime Garzón sea de nuevo declarado crimen de lesa humanidad

En vista de la proximidad a cumplirse 20 años desde el homicidio del humorista, Jaime Garzón, el abogado representante de su familia busca nuevamente que se reconozca el caso como crimen de lesa humanidad para evitar así la prescripción del proceso.

El día 13 de agosto de este año se cumplirán ya dos décadas del asesinato de Garzón, el cual aún se mantiene en impunidad e indigna hasta el día de hoy al país.

Por dicho motivo Sebastián Escobar, argumentando que el homicidio perpetrado contra el humorista fue por acción de “agentes del Estado y grupos armados ilegales” que accionaban contra defensores de Derechos Humanos, solicitó ante un juez que se le otorgue el estatus de lesa humanidad al crimen.

La solicitud fue presentada ante el juez séptimo especializado de Bogotá, según informó W Radio, y fue allí donde el abogado explicó los motivos por los que se debe reconocer dicho crimen de la forma referida y así evitar que se genere una prescripción y quede en eterna impunidad.

Según explicó el abogado en sus argumentos, el homicidio contra Garzón se ejecutó por la labor que este realizaba en la sociedad, ya que esta causaba molestia entre algunossectores políticos y uniformados militares que estaban supuestamente aliados con paramilitares; sumado a esto, el crimen contra Jaime no fue el único que ocurrió dentro del mismo contexto para la época, toda vez que unos meses antes habían realizado atentados contra periodistas, políticos y otros defensores de Derechos Humanos, lo que lleva al jurista a afirmar que todo fue dentro de un “contexto de persecución”.

“Ocurrió en un contexto de persecución que abogaban por una solución negociada al conflicto y el acercamiento a los grupos armados para conseguir unos fines humanitarios, como la liberación de secuestrados”, explicó el abogado para RCN Radio.

Se destaca que el homicidio de Garzón ya había sido declarado en el año 2016 como crimen de lesa humanidad, pues a consideración de la Fiscalía, su asesinato no se produjo por causa de tener “enemigos personales” ni alguna “acción espontánea de un justiciero del Estado o paramilitar”, sino que hubo motivación en las labores humanitarias que realizaba el humorista a favor de la paz con grupos insurgentes.

No obstante, esta decisión fue echada para atrás en agosto de 2018 cuando el Juzgado Séptimo Penal del Circuito dictó que el proceso no cumplía con las reglas del Estatuto de Roma porque no se probó que exista sistematicidad en el crimen contra el humorista.

Cabe recordar que las nuevas solicitudes dentro del caso se hicieron en el proceso del coronel retirado Jorge Eliécer Plazas Acevedo, quien está acusado formalmente por la Fiscalía por el delito de homicidio agravado tras presentarse pruebas que mostrarían que él presuntamente ordenó hacer un seguimiento a Garzón e hizo entrega de esta información al parecer a las AUC bajo el mandato de Carlos Castaño. Fuente consultada: LaWRadio.

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?