Tras fuga de Merlano nace idea de cerrar el Inpec y que cárceles pasen a manos de la Policía

La bochornosa fuga de la exsenadora Aída Merlano ha terminado por repercutir de manera contundente en el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec), organismo que quedó muy mal parado por la presunta participación de algunos de sus miembros en el escape de la detenida.

A partir de la indignante actuación del instituto carcelario, un viejo proyecto promovido por el partido Cambio Radical vuelve a cobrar fuerza, la idea de cerrar el Inpec. Este proyecto estaría liderado por el senador Richard Aguilar, quien tendría listo un proyecto de ley listo para debatir en el congreso, según información publicada por el diario El Tiempo.

El proyecto de ley, en el llegado caso de ser aprobado, tendría un plazo aproximado de dos años para realizar el cierre del Inpec, entidad que actualmente posee alrededor de 82 sindicatos y que a lo largo de su existencia como organismo encargado del control carcelario, ha protagonizados una gran cantidad de escándalos por irregularidades, negligencias e incluso excesos tanto de sus miembros como de presos, y que han provocado la renuncia de varios de sus directores a lo largo de los años.

Se prevé además, que en llegado caso de darse el cierre del Inpec, la nueva entidad que estaría a cargo del control de los centros carcelarios sería la Dirección Penitenciaria y Carcelaria (Dipec). Este nuevo organismo estaría encargado de ejecutar y desarrollar las políticas carcelarias propuestas por el Gobierno Nacional, que pretende añadir una serie de programas destinados a la resocialización y mayor control interno dentro de las cárceles en todo el país.

De esta manera, los funcionarios que entrarían a hacer parte de la nueva entidad estarían bajo el régimen laboral manejado por la Policía Nacional, en la cual tendrían la misma facultad de agilizar su retiro del Inpec de forma discreta y pasando por diferentes procesos legales y administrativos para hacer parte del nuevo instituto de control carcelario.

“… que tenían asignadas las funciones trasladadas y ordenará la incorporación de los servidores que las cumplían en las plantas de personal de las entidades y organismos receptores de la rama ejecutiva”, afirma uno de los apartes del borrador del proyecto que posiblemente sea presentado por el senador Aguilar.

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?