Tumaco alista Paro Nacional por preocupación ante amenazas contra líderes sociales

En vista de la constante situación de incertidumbre que viven los líderes sociales del país provocada por la multiplicidad de amenazas contra su vida y la de sus familias, y el ya descontrolado conteo de asesinatos contra quienes ejercen estas labores de defensa de los Derechos Humanos, se plateó preparar un Paro Nacional con el objetivo de exigirle al Gobierno que ejerza la protección necesaria para el desarrollo de sus actividades y su supervivencia.

Las denuncias por la ausencia del Estado frente a la peligrosidad que viven los líderes en todas las regiones del país lleva ya varios meses, en los que en más de una ocasión, a pesar de haber lanzado el grito de auxilio, estos han terminado asesinados.

Por este motivo se planea convocar a los 37 presidentes de las Federaciones de Acción Comunal de Nariño para que se tomen medidas y el Gobierno los visibilice y lleve a cabo las acciones necesarias encaminadas a parar los homicidios en su contra.

Cabe recordar que en lo corrido de este 2019 van más de 10 líderes asesinados, y el conteo no ha parado. El último caso conocido ocurrió el 24 de enero, cuando la presidenta de la Junta de Acción Comunal del municipio de Aguas Claras, Maritza Ramírez Chaverra, falleció en el Hospital de Pasto tras haber sido atacada el día 14 de enero. La mujer desarrollaba labores para la promoción de sustitución de cultivos ilícitos en la zona.

Jaime Gutiérrez Ospina, promotor y defensor de Derechos Humanos, habló sobre la situación y explicó qué es lo que está ocurriendo con las autoridades frente a estos casos.

“El año pasado (2018) fueron 91 homicidios a miembros de la Acción Comunal. En 2017, fueron 78. En 2016, fueron 58. Las cifras siguen creciendo. Nos preocupa porque acá la Fiscalía da privilegios a algunos actos, pero cuando se trata de líderes sociales hay total invisibilidad. Ya van más de 300 homicidios en los últimos tres años en los que no se han esclarecido los hechos”, indicó Gutiérrez, quien además comenta que él mismo ha sido amenazado durante años por las Águilas Negras, las AUC y Los Urabeños.

Tumaco solo en el 2018 tuvo ocho homicidios y más de 35 amenazas de muerte, y el conteo este año ya va en 12 denuncias por amenazas. Estos también denuncian falta de interés del Estado.

“Las amenazas han sido denunciadas ante la Fiscalía General de la Nación, pero nada pasa. Por ejemplo, Maritza denunció en tres ocasiones las amenazas de muerte, pero no hubo respuesta”, afirmó. Fuente consultada: ElEspectador.

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.