“Un grito colectivo de indignación por el hijo de María del P. Hurtado”: invitación a la marcha del 26 de julio

Los miembros de los partidos de oposición e intelectuales de la opinión están insistiendo fuertemente durante estos días recientes, la invitación a toda la ciudadanía para que salga a marchar este próximo 26 de julio y expresen su rechazo por el asesinato de los líderes sociales y defensores de derechos humanos en el país, haciendo además un llamado a la vida y la paz.

Desde varias semanas atrás, cuando ocurrió el atroz asesinato de María del Pilar Hurtado frente a su pequeño hijo de nueve años, en Tierralta, Córdoba, la organización Defendamos la paz hizo la invitación a la movilización nacional para la fecha referida.

“Este baño de sangre debe terminar. Es imperativo que se emprendan las acciones necesarias para acabar con estos asesinatos, garantizar la presencia integral de las instituciones del Estado en los territorios y poner en marcha la protección efectiva de la vida de estas personas”, explicaron en el comunicado expedido en ese entonces.

De igual forma, el pasado 20 de julio los miembros de las bancadas de la oposición aprovecharon el evento de apertura del segundo periodo legislativo para reiterar la invitación a la marcha mientras mostraban en carteles las fotografías de gran cantidad de líderes que han sido asesinados durante los últimos años.

Le puede interesar: Mientras sonaba el himno nacional, la oposición mostró fotografías de líderes sociales asesinados.

Sumado a todo esto el profesor de la Universidad Nacional y columnista de El Espectador Rodrigo Uprimny dedicó su columna de este domingo a exponer las razones por las que todos los ciudadanos deben salir a marchar este próximo 26 de julio, entre las que destaca la responsabilidad de elevar un grito de indignación que represente el grito de dolor y soledad del hijo de la asesinada María Del Pilar Hurtado.

“La apuesta de la marcha del 26 de julio es mostrar que los ciudadanos podemos hacer mucho por detener estos crímenes. Es una movilización que busca romper esa indiferencia y ese sentimiento de impotencia con un esfuerzo para que el grito solitario de dolor del hijo de María del Pilar Hurtado se convierta en un grito colectivo de indignación contra estos crímenes, de solidaridad con las víctimas, sus familias y sus comunidades, y de condena inequívoca a los victimarios, sean el Eln, las disidencias, los herederos del paramilitarismo, las bandas criminales o agentes estatales”, expresa el profesor Uprimny en su escrito.

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?