Un menor de edad fue capturado como presunto atacante de la líder Francia Márquez

En un operativo llevado a cabo este viernes en la madrugada por la Policía en conjunto con la Fiscalía, se capturó a un joven de 17 años que fue presentado como sospechoso de haber participado en el atentado contra un grupo de líderes sociales, entre quienes se encontraba la ganadora del “Nobel del mediambiente”, Francia Márquez.

El joven fue abordado por las autoridades en la vereda La Arboleda, del municipio de Caloto, Cauca, el cual está ubicado aproximadamente a 20 minutos de Santander del Quilichao, lugar donde ocurrió el atentado.

Según la información preliminar, el capturado habría participado en la acción junto con otros dos menores, de quienes hasta el momento no se conoce mayor detalle.

De igual forma el fiscal general Néstor Humberto Martínez, reveló que el nombre del joven es Emerson, pero por razones legales tampoco se pude brindar más datos.

La aprehensión fue lograda con el apoyo de los relatos que dieron los hombres del esquema de seguridad de Márquez.

“La captura fue posible porque el esquema de protección de Francia Márquez y de los líderes sociales nos dio un detalle bastante exacto de lo que ocurrió ese día, y daban cuenta de que se trataba de niños”, explico el Fiscal a Caracol Radio.

Uno de los escoltas igualmente reveló que tuvo de frente a uno de los presuntos autores, pero que no pudo accionar en su contra porque se trataba de un niño.

No obstante, en la reacción ante el atentado los hombres del esquema de seguridad lograron impactar a uno de los perpetradores del atentado en su brazo izquierdo, lo que le dio una clara pista a las autoridades para comenzar la búsqueda.

“Entonces, junto con la Policía nos dimos a la tarea de buscar a lo largo de esta semana en todo el departamento del Cauca alguien que hubiese siso atendido por impacto de proyectil, y encontramos que en el Hospital de Buenos Aires ingresó un menor ese mismo 4 de mayo con un impacto de bala en el brazo izquierdo”, comentó Martínez.

El Fiscal cuenta que, según indicaron en el centro hospitalario, el menor duró solo 14 minutos en la atención de urgencia y se fue de forma abrupta alegando que tenía que irse, lo que levantó la suspicacia y permitió hacer el seguimiento, derivando en el allanamiento de la residencia donde vive. Al joven le fue incautado un celular que al parecer podría tener información importante para el caso.

Martínez explicó que las personas que atestiguaron el hecho comentaron que los atacantes se identificaron como miembros de las Farc, lo cual para Martínez no es algo que se pueda confirmar por el modo como procedieron. Fuente consultada: Caracol Radio.

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?