Uribe quedó formalmente imputado por presunto soborno y fraude procesal, pero en libertad

El Juez Cuarto Penal del Circuito de Bogotá resolvió, en segunda instancia, la apelación de la defensa de las víctimas y los exfiscales Jorge Perdomo y Eduardo Montealegre en contra del fallo de la juez 30 de control de garantías de Bogotá, Clara Ximena Salcedo.

En ese sentido, dejó en firme la libertad del exsenador Álvaro Uribe Vélez que le fue otorgada el pasado 10 de octubre, aunque explicó que sí es posible equiparar la indagatoria con la imputación de cargos porque son “en extremo similares”, por lo que se puede validar lo adelantado por la Corte Suprema de Justicia con el proceso que ahora está en la Fiscalía.

El argumento fue que en las dos diligencias se identifica plenamente al investigado, se le indican los hechos, se le vincula formalmente al proceso, le dan a conocer los delitos por los que lo investigan y, finalmente, el procesado puede aceptar cargos y obtener rebajas de penas.

Asimismo, según el juez, no se puede invadir las competencias de la Fiscalía General de la Nación, quien debe investigar y solicitar ante los jueces la imposición de medidas de aseguramiento en contra de los procesados. Hasta el momento, dicha petición no se ha realizado y por eso el político seguirá libre.

De acuerdo a La Silla Vacía, con esta decisión se “revoca parcialmente el fallo de primera instancia”.

Por lo tanto, el expresidente Uribe queda formalmente vinculado a la investigación, es decir, con la imputación ya realizada por los delitos de presunto fraude procesal y soborno, y como explica El Tiempo, le corresponderá a la Fiscalía presentar el escrito de acusación, aunque también puede solicitarle a un juez de control de garantías la preclusión.

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?