Uribe se vendió ante la CPI como una víctima de persecución política del senador Iván Cepeda

El apoderado de Álvaro Uribe envió una misiva al fiscal de la CPI, asegurando que Iván Cepeda no es de fiar e insiste en acusar que el senador hace parte de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc), de las que solo quedaron unas disidencias después de la firma de los Acuerdos de la Habana.

Este 10 de octubre se reveló que Víctor Mosquera, abogado de Álvaro Uribe hizo llegar una carta al fiscal de la Corte Penal Internacional en donde le solicita que adquiera información fiable e imparcial que no esté cargada con intereses políticos sobre las afirmaciones de Iván Cepeda Castro contra el exsenador y expresidente.

En la carta, el abogado le pide a la Corte que verifique y analice la versión del senador Cepeda, ya que, según argumentan ellos, el senador del Polo Democrático estaría intentando “instrumentalizar” a la CPI con el fin de cumplir a cabalidad su agenda política en Colombia, la cual consiste en desprestigiar y atacar al expresidente Uribe.

Como ya es habitual en el uribismo y de acuerdo al abogado Mosquera, la información brindada por Cepeda no es confiable e insiste en señalar al senador de tener relaciones con las Farc y sus líderes a lo largo de su vida. Incluso, hace referencia a su supuesta cercanía con Raúl Reyes.

“Es de público conocimiento que el nombre de Iván Cepeda aparecía en numerosos archivos informáticos encontrados en el computador del exjefe guerrillero Raúl Reyes, archivos en los cuales los miembros de la guerrilla se referían al señor Cepeda como ‘Don Iván’ o ‘compañero’”, expone.

Esta acusación ya tenía antecedentes desde el 2020 cuando el propio Álvaro Uribe dio a conocer un supuesto correo donde enseñaba el escrito al que hace referencia el abogado Mosquera en su carta. Sin embargo, cabe anotar que esto nunca ha sido demostrado por la justicia y que el propio Iván Cepeda contestó en su momento.

El senador del Polo argumentó que dicho documento hace parte de la operación “estímulo” ejecutada por el DAS cuando Uribe era presidente de Colombia y cuando la directora de dicha entidad era María del Pilar Hurtado, quien está pagando 14 de años de prisión por el caso de las ‘chuzadas’.

“Es una carpeta que se hizo en contra mía y en contra del movimiento de víctimas en el año 2008 y seguramente a usted se la entregó María del Pilar Hurtado directamente o el señor Bernardo Moreno. Lo suyo es el mejor ejemplo de cómo opera la doctrina del enemigo interno y las operaciones criminales de espionaje.”, apuntó.

La misiva también nombra el denominado caso Uribe en la Corte Suprema de Justicia indicando que: “se conocieron nuevas pruebas que evidenciaban que Iván Cepeda habría visitado más de 20 veces al exparamilitar Juan Guillermo Monsalve y le habría ofrecido beneficios a cambio de obtener sus declaraciones en contra del expresidente Uribe”.

El documento concluye afirmando que no solo fueron conocidos en el país los ofrecimientos que hizo Cepeda al exparamilitar Monsalve, sino que además, durante el proceso judicial Cepeda efectuó consignaciones de millonarias

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?

Twitter
Noticias por e-mail

Ingrese su dirección de correo electrónico para suscribirse al portal y recibir notificaciones de nuevas publicaciones en su bandeja de entrada.