Uribismo emberracado acusó a la CIDH de replicar “la narrativa de la izquierda” y tener “sesgo ideológico”

En un texto titulado “El Estado colombiano no debe tolerar la violencia en la protesta”, el partido Centro Democrático expuso una diatriba de siete puntos en contra de las recomendaciones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos al Gobierno de Colombia.

El uribismo aseguró que la CIDH tiene un sesgo ideológico que refuerza “la narrativa de la izquierda de mostrar al Estado colombiano como opresor y como víctimas a quienes destruyeron redes de transporte, propiedad pública y atacaron con sevicia a miembros de la fuerza pública”.

El partido de gobierno reconoció que el 89 % de las protestas se llevaron a cabo de manera pacífica, siendo un hecho la respuesta del Estado en los casos donde se presentaron hechos de violencia o vandalismo.

También se refirieron a los bloqueos en vías y carreteras del país, tema frente al que se mostraron más inconformes en relación con la CIDH.

“La CIDH no condena los bloqueos -que legalmente no pueden formar parte de la protesta social- y que ocasionaron enormes daños a personas y comunidades al impedir el paso de ambulancias, oxígeno, insumos médicos e interrumpir el transporte de alimentos, medicamentos, materias primas, lo cual ocasionó afectación y quiebra de negocios y pérdida de empleos en diferentes zonas del país en especial en Valle, Cauca y Nariño”, expusieron.

Salieron en defensa de la Policía Nacional y señalaron de “inadmisible” el hecho de que el organismo internacional haya puesto en tela de juicio el accionar de la institución en el marco del paro nacional y el estallido social.

“Atizar el discurso de la izquierda radical afirmando que hubo violencia basada en género, violencia étnico-racial, violencia contra periodistas y contra misiones médicas no corresponde a la verdad. Colombia es un Estado que propende por la seguridad de los ciudadanos y por garantizar su derecho a vivir en paz”, concluyeron.

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?