Venezolanos eran obligados a trasmitir por internet sexo en vivo desde Barranquilla

En una casa del barrio Los Andes de Barranquilla, fue descubierto un aberrante caso de explotación sexual del cual eran víctimas un grupo de venezolanos que habrían llegado de forma ilegal al país.

Al parecer las personas eran obligadas a tener sexo entre ellos para ser transmitidos en vivo a través de paginas en internet, y satisfacer los deseos de clientes extranjeros que pagaban por verlos.

El escabroso hecho fue descubierto luego de que una de las personas pudiera escapar y diera aviso a las autoridades, las cuales de inmediato allanaron la vivienda encontrando en su interior cubículos adecuados con camas y cámaras para poder realizar la transmisión.

Según lo revelado por la Fiscalía, los extranjeros aseguran que habían sido contratados como modelos de “webcam”, ofreciéndoles una buena remuneración económica, al igual que les prometieron también estadía y comida mientras eran preparadas.

Luego de que aceptaran, fueron obligados a trabajar para pagar lo que les habían brindado durante los días de preparación, procediendo a encerrarlos y obligarlos a realizar las prácticas sexuales.

Las autoridades encontraron que quien se encontraba a cargo de vigilar a estas personas, era un hombre identificado como José Luis Aduén Uribe, el cual fue capturado en medio del allanamiento.

Dicho personaje estaría detrás de la explotación sexual a un grupo de 28 venezolanos; igualmente se descubrió que fue expulsado de la comunidad anglicana de San Francisco de Asís en el año 2015, por hacer recaudos personales a título de la iglesia, sin embargo, continuaba utilizando los hábitos para su beneficio.

De acuerdo a las investigaciones realizadas, las autoridades presumen que detrás de estos hechos puede existir una red compuesta por al menos cuatro personas más y se estima que recibían más de 50 millones de pesos como remuneración por las escenas que transmitían. Fuente consultada: ZonaCero.

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.