Vestido de mujer ‘Guacho’ le huía a las autoridades y andaba por el pueblo

Luego de la muerte de Walter Patricio Arizala, más conocido como alias ‘Guacho’, uniformados que hicieron parte del operativo que consiguió dar de baja al peligroso delincuente revelaron detalles de cómo había sido el seguimiento que se le dio al cabecilla y cuáles habían sido los trucos con los que este había evadido a la justicia durante tanto tiempo.

Según lo revelado por El Tiempo, en diálogo con uno de los miembros del CTI que participó en la llamada operación Perla 9, el rastreo de ‘Guacho’ inició desde el momento en que este asesinó a los tres integrantes del Cuerpo Técnico Investigativo de la Fiscalía.

“Tras asesinar a nuestros compañeros, y gracias al apoyo de la Fuerza de Tarea Hércules del Ejército, ‘Guacho’ se movió hacia el norte de Nariño, por el río Patía, y allá lo localizamos”, afirmó el agente del CTI.

‘Guacho’, quien tenía nacionalidad ecuatoriana y se había convertido en uno de los criminales más buscados en el territorio nacional, al parecer utilizaba cédula colombiana para movilizarse por diferentes puntos del sur del país, incluso aseguran las autoridades que habría recurrido a vestirse de mujer para transitar por el municipio de Tumaco sin ser identificado, lugar donde permaneció por un lapso de tres días.

“De allí salió en carro, vestido de mujer, rumbo a Tumaco. En las requisas hechas en los lugares que frecuentaba, encontramos elementos esotéricos, riegos de santería y prendas de vestir marca Tommy, Polo y Aeropostal, que solía utilizar. Además, se encontró una cédula colombiana con la foto de él, pero a nombre de José Luis Pai Jiménez”, señaló el uniformado.

De acuerdo a los resultados de investigaciones, el grupo de seguridad de Arizala habría sido debilitado como consecuencia del enfrentamiento que tenía lugar en la región entre miembros del ELN y el frente 29 de las disidencias de las FARC, quienes disputaban el control de la pasta de coca utilizada para negociar con los carteles internacionales, por lo que se vio obligado a desplazarse a las cercanías de la frontera con Ecuador.

Las autoridades indican que el líder disidente permanecía en movimiento para no ser ubicado; no utilizaba el mismo celular por más de dos días y siempre era escoltado por un anillo de seguridad que se componía de mínimo 8 hombres.

En el operativo también fue dado de baja el segundo al mando de la organización delincuencial, conocido como alias ‘Pitufin’. Fuente consultada: ElTiempo.

¿Quieres dar tu opinión sobre este artículo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.